En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z


Después de ver en directo a 
Abraxas, sólo puedo decir algo que ya he dicho en otras ocasiones tras asistir a un concierto de una banda relacionada con John Zorn: escuchando el disco en estudio no es posible imaginarse la fuerza y la energía que desprenden estos músicos. Cuando a las 10.45 de la mañana del domingo 16 estábamos esperando para entrar en la sala delTeatro Manzoni de Milán no podíamos soñar lo que esta banda iba a ofrecernos. Sabiamos que tocarían íntegramente el volumen número 19 de la serie “Book of Angels”, titulado “Abraxas” ,que supuso el germen de la formación,  y seguramente algo del  último Cd que Zorn ha compuesto para este cuarteto, titulado “Psychomagia”, pero no éramos plenamente conscientes de la experiencia que íbamos a vivir.


A las 11.10 salieron al escenario 
Shanir Ezra Blumenkranz, líder de la banda, con su Gimbri en las manos, los guitarrista Eyal Maoz y Aran Bakajian, y el baterista Kenny Grohowski. Antes de comenzar a tocar, Shanir se dirigió al público, hablando muy despacio, para mostranos el instrumento que iba a tocar y comentarnos cómo funcionaba. Comentó que el Gimbri es una especie de mezcla entre el oud y el bajo (dos instrumentos que él también suele usar), de origen norteafricano, muy utilizado en Marruecos, que también puede utilizarse de forma percusiva golpeando la madera mientras se tocan las cuerdas. Suele utilizarse para entrar en trance y para rituales de sanación, tanto espiritual como física, y no para fines lúdicos.


Como introducción a la primera pieza que interpretaron, la impresionante “
Domos”, hizo un largo solo de Gimbri para mostrarnos sus posibilidades y su sonido, mezclandolo después con las dos guitarras, con diferentes sonidos y estilos, y la batería, lo que nos sumergió en una especie de trance que duró casi dos horas y del que no queríamos salir de ninguna forma. La concepción deShanir de las composiciones del concepto Masada de John Zorn como algo “sagrado”, según sus propias palabras, “fuente de inspiración para futuras generaciones de músicos judíos”, junto con la utilización que hace del guimbri, hizo que la música que tocaba tuviera un carácter espiritual difícil de encontrar en los discos. A su lado, el baterista se dedicaba a apoyar esta vertiente más “étnica”, a la vez que creaba ritmos llenos de fuerza y mala leche, con las dos guitarras encima haciendo solos, interpretando las preciosas melodías de Zorn o creando densos muros sónicos llenos de disonancias. Mientras Eyal Maoz hacía de las suyas sentado, al estilo Marc RibbotBakajian gesticulaba y se movía compulsivamente mientras torturaba la guitarra. 

La intensidad de la música, su belleza y  la profunda comunión entre elementos judíos, árabes, africanos y el rock más extremo hizo que el publico, y entre ellos nosotros, en cuarta fila, nos entregásemos totalmente. Tras disfrutar del volumen 19 de la colección de piezas del libro segundo de Masada “Book of Angels” en su totalidad, añadiendo partes nuevas y alargando algunas de las que ya podíamos escuchar en el disco, la banda interpretó una pieza formidable de “Psichomagia”, con Shanir al bajo eléctrico, que nos hace pensar que va a ser un gran disco. En definitiva, un gran concierto, del que la banda salió muy satisfecho, y cuya energía definia perfectamente Shanir al final: “Música extrema pero hecha con amor”.

Con Eyal Maoz

Con Eyal y Shanir. Ambos se mostraron sorprendidos al saber que asistiamos al concierto desde España

Aunque parezca lo contrario ni Aral Bakajian tenía miedo, ni yo estaba obligándolo a nada

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos