En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z

                                   Led Bib

Poco tuvimos que pensarnos el viajar a Manchester cuando nos enteramos que iba a ser una de las ciudades en la que el quinteto británico Led Bib iba a presentar su último trabajo, “Umbrella Weather” (Rare Noise Records,2017). Se trata del sexto disco en estudio de la banda, y en mi opinión es también un valioso documento que no sólo nos hace disfrutar de la música que contiene, sino que nos demuestra como estos músicos van creciendo año tras año como intérpretes y compositores.

El acto se celebró en el Royal Northern College Of Music, el conservatorio de la ciudad, en una sala con una buena acústica y bastante cómoda. Como teloneros, salieron al escenario Flightless Birds, un trío de estudiantes del centro formado por el guitarrista Alex Dineeen, el bajista Dan Peate y el baterista John Needham, que también se encargaba de la electrónica. Su música, totalmente instrumental, puede encuadrarse en el jazz rock, con algunos momentos cercanos al Post Rock. Su actuación, de 40 minutos de duración, fue digna, aunque se les notaba bastante verdes todavía.

                                   Flightless Birds

Tras un pequeño descando, Led Bib hizo su aparición.La actuación fue sobresaliente. Me cuesta compararla con las anteriores que he visto de ellos, así que no lo haré. El repertorio estuvo compuesto al completo por piezas de su último disco, y las interpretaciones y variaciones que de ellas hicieron fueron brillantes. La sección rítmica formada por el baterista Mark Holub y el bajista Liran Donin es extremadamente sólida e imaginativa a la vez, alcanzando en directo un protagonismo que a veces ralla lo excesivo, creando unas bases formidables para el desarrollo de las melodías, los juegos y los solos de los dos saxofonistas, Pete Grogan y Chris Williams, y como no, para el teclista Toby McLaren, que además de las fantásticas líneas de piano eléctrico y acústico, utilizó con acierto un ARP Odissey para crear preciosos efectos y pasajes fantasmagóricos.

Pete Grogan, Mark Holub, Chris Williams

Con las inconfundibles notas de piano eléctrico y la pegadiza melodía de saxo de “Insect Invasion”  comenzó la actuación, que dio paso a la brutal “On The Roundabout”, repleta de ritmos formidables, misteriosos pasajes de percusión, bajo y efectos de teclado y algo muy característico de la banda, el amor por crear un ambiente relajado e ir subiendo la intensidad hasta llegar a momentos en los que los cinco músicos lo dan todo. Después le tocó el turno a “Fields Of Forgetfulness”, que comienza con una preciosa melodía de los dos saxos de corte clásico. A destacar el maravilloso y sensible solo de bajo de Liran Donin y el de saxo de Pete Grogan, además del buen trabajo de McLaren al piano acústico, que por desgracia no se escuchó demasiado ni en esta ocasión ni en las otras dos o tres que eligió utilizarlo. Aquí pudimos disfrutar de otro de esos “crescendos” de la banda.

                                    Toby McLaren

Tras tres piezas compuestas por el baterista Mark Holub, principal compositor del grupo (aunque ellos mismos nos comentaron que este disco es en el que más han colaborado todos los músicos a la hora de escribir las piezas), le tocó el turno a “Women’s Power”, obra de Liran Donin, que me parece maravillosa, con un riff de bajo alucinante, muy distorsionado, un ritmo de batería buenísimo, efectos de teclado y un bonito juego de saxos. Continuaron con la hipnótica “The Boot”, de aires Zornianos, y una composición de Pete Grogan, “Skeleton Key To The City”, que fue de lo mejor de la noche. Una pieza intensa, repleta de fuerza y sentimiento, con todas las características que hacen de Led Bib una de las mejores banda de jazz contemporáneo actual.

                             Mark Holub

Para terminar la actuación, la banda eligió la breve pero intensa “Too Many Cooks” y como no, la composición de McLaren, “Ceasefire”, una de los mejores temas del disco en el que destaca el saxo de Chris Williams. Todos nos quedamos con ganas de más, así que los músicos regresaron para interpretar, si no recuerdo mal, “Marching Orders”, otro temazo.

                             Liran Donin

Tras el concierto tuvimos la suerte de poder pasar un rato con los músicos y tomar algo. Una noche estupenda, gracias a esta banda que no hace más que crecer.

 

Francisco Macías

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos