Por fin Emi ha reeditado el primer disco que Los Jaivas publicaron en Argentina, donde esta banda chilena se estableció tras el golpe de estado que derrocó al gobierno de Salvador Allende.

Su música mezclaba los ritmos y melodias del folklore latinoamericano y la cultura indígena con las sonoridades propias del rock y, cómo no, con el progresivo.
En 1975 la banda estaba formada por Eduardo Parra (órgano, piano,tumbadoras, bongó, cascabeles, tarkas y zampoñas), Claudio Parra ( piano Steinway, piano eléctrico, güiro, maracas, zampoñas y trutrucas), Gabriel Parra ( batería, tumbadoras, bombo legüero, caja, cencerros, trutrucas y coros), Eduardo Alquinta “Gato” ( voz, guitarra eléctrica, guitarra acústica, charango, flauta dulce, piccolo, trutrucas, tumbadoras y güiro), y Julián Anderson (bajo, guitarra acústica, trutrucas y coros). Como veis hay muchos instrumentos que se conocen poco. La Tumbadora es un instrumento de percusión, al igual que el Güiro, que es de madera frotada o el Bombo Legüero, llamado así porque su retumbar puede oirse a dos leguas de distancia. Por otro lado la Trútruca es una especie de trompeta, la Zampoña es el típico instrumento andino hecho de cañas huecas, y el tarka es una flauta de madera ( todo explicado a grandes rasgos, claro).
En el verano de 1975 graban su disco homónimo ( el tercero de su carrera ), un trabajo lleno de sensibilidad y cargado de buenas canciones. Yo las clasificaría en tres categorías. La primera incluiría los temas más folklóricos, como “Pregón Para Iluminarse” (5’15), “Un Mar De Gente” (4’06) o “Un Día De Tus Dias” (3’10), que además son los más cortos del disco.
En la segunda categoria hay un fuerte componente tradicional, pero la instrumentación y los arreglos del rock están muy presentes, como en “Guajira Cósmica” (7’45), cuyos dos minutos iniciales de piano y guitarra son maravillosos y en la que se adorna toda la parte vocal con fantásticos fraseos de órgano eléctrico. Un tema muy emotivo, al igual que “La Conquistada” (7’15), una de las mejores melodías del disco, en la que destaca sobre todo el piano, tanto acompañando a la voz como en los solos. ¡Qué maestria! Además, cuando entra la guitarra eléctrica, se me viene enseguida a la cabeza la música de Triana, en parte también por la sección rítmica.
Y en la tercera categoría está el tema “progresivo” por excelencia del disco, “Tarka y Ocarina” (13’18). Todo lo que uno diga es poco para describir esta maravillosa instrumental. Los primeros tres minutos son todo potencia, en plan Power trio, pero con detalles de teclado. A partir del minuto 3’ el piano se convierte en el protagonista absoluto para ofrecernos fantásticas melodías y ritmos, hasta el minuto 10’30, momento en el que comienza otro precioso extracto de flauta. Uno de los mejores temas del rock sudamericano de los ’70.
El CD se completa con dos bonus tracks, “En Tus Horas” (3’46) y “Mambo de Machaguay” (4’15) ( este último era un clásico de los conciertos de la banda de esta época y es muy pegadiza. Una melodía folk interpretada con guitarra eléctrica y mucho ritmo). En definitiva, un trabajo buenísimo que deja entrever el camino que seguiría después la banda, hasta llegar a su conocidísimo “Alturas Del Machupichu”.

Francisco Macias

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *