En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z


Haciendo gala de su buen gusto, el sello Moonjune acaba de publicar el segundo trabajo del proyecto del saxofonista Danny Markovitch y el guitarrista Danni Rabin, al que han bautizado como Marbin, combinando la primera y la última sílaba de sus apellidos. El duo se formó en Israel en 2007, pero pronto se marcharon a Chicago, publicando su primer disco en 2009. Para este segundo trabajo, titulado “Breaking The Cycle”, han decidió ampliar la banda con una sección rítmica de lujo, el baterista Paul Wertico y el bajista Steve Robdy, ambos conocidos por formar parte de la banda de Pat Metheny. Además, cuentan con la colaboración de otros bateristas y vocalistas (aunque el disco es practicamente instrumental), entre los que destacan el percusionista Jamie Haddad.

El álbum comienza con “Loopy” (5’59), una pieza con un ritmo algo tribal, con Wertico encargándose tanto de la batería como de la percusión, y un bajo profundo. La melodia principal de guitarra sintetizada es pegadiza, y destaca el rápido solo de saxo soprano, y los posteriores de guitarra y percusión. Hay un ligero aire de los Crimson de los ’80 en todo el tema. Le sigue “A Serious Man” (3’49) , otra maravillosa composición, con aires latinos, ambiente cinematográfico y una preciosa melodia de saxo. Me encanta el solo de saxo soprano y la combinación de la batería de Wertico con la percusión de Haddad. “Mom’s Song”(2’05) es una nana, tatareada por Leslie Beukelman y Matt Davidson, que resulta un poco simple para mi gusto, aunque va seguida de una auténtica maravilla, “Bar Stomp” (3’04), tema en clave de blues, con la guitarra y la percusión como protagonistas, que me recuerda por momentos a los Lounge Lizards, quizás porque tambien tiene la capaciadad de hacernos visualizar imágenes, como si de una película se tratara. Continuamos con “Outdoor Revolution” (3’08), una nostálgica composición con base de guitarra acústica y una preciosa melodia de saxo, y “Western Sky” (2’12), otra pieza lenta tatareada. El momento más intenso y alucinante del disco llega con “Burning Match” (5’11). Comienza con una bonita melodia de saxo soprano, con el bajo apoyándola. Entra la guitarra de fondo y el ambiente que crea es increible, de una belleza difícil de describir. Entra la bateria, y la guitarra se adueña de la melodia, hasta que regresa el saxo soprano para hacer un fantástico solo, que vuelve a ceder el paso a la guitarra, que hace un solo lleno de sentimiento. ¡Increible!. Continuamos con “Claire’s Indigo” (2’11), un tema suave de saxo de aires orientales y “Snufkin” (2’48), una bellísima melodia de saxo, acompañada de guitarra acústica y una percusión de aires latinos, y que contiene un bonito solo de Markovitch. Le sigue “Old Silhouette”(4’12), otro corte suave, con varias capas de saxo, muchos detalles percusivos, efectos de fondo y un buen solo de guitarra. Y para terminar, “Winds of Grace” (8’39), la única pieza cantada del disco, muy bien interpretada por Daniel White, que también es el compositor de la letra. Es un tema de corte épico, con la guitarra acústica acompañando a la voz y detalles de saxo soprano. Casi al final se hace el silencio y tras unos segundos podemos escuchar una coda de saxo soprano en forma de canción de cuna.

Este disco me ha gustado mucho, y cuanto más lo escucho, más me gusta. Marbin combina a la perfección grandes melodias, con profundas bases rítmicas y ambientes muy evocadores. Una buena manera de comenzar el año.

Francisco Macias

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos