En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z

Yo no suelo estar interesado en ver conciertos nostálgicos de viejas glorias, pero en este caso no puede resistirme. Supertramp fue mi banda preferida durante toda mi adolescencia, el concierto se celebraba, nada más y nada menos, que en el Royal Albert Hall, ya estaba en Londres, ya que el dia anterior había asistido a la actuación de Rush en el O2, e iba acompañado de un amigo que también adoraba a la banda de Roger Hodgson y Rick Davies. El teatro estaba repleto, y yo, que tengo 41 años, era de los más jóvenes. Nos encontramos a un Roger Hodgson amable, divertido , entregado al público, con una voz en muy buen estado y arropado por una buena banda formada por Aaron MacDonald (vientos), Bryan Head (batería), Kevin Adamson (teclados) yDavid Carpenter (bajo).

La noche comenzó con dos clásicos, “Take the Long Way Home” y “School”, y enseguida nos dimos cuenta de que los arreglos eran prácticamente idénticos que los de las piezas originales. Continuó con dos canciones de su primer disco en solitario, “In the Eye of the Storm” (1984), “In Jeopardy” y la preciosa “Lovers in the Wind”. La gente se animó aún mas cuando anunció “Hide in your Shell”, seguida de “Easy Does It” (con el publico silbando también la melodia principal) , “Sister Moonshine”, y“Breakfast in America”. Os pongo el video de esta última para que comprobéis lo bien que la sigue cantando Hodgson, lo fiel que es la instrumentación a la original, y las pasiones que sigue desatando entre el público femenino.

Sonaron después la primeras notas de “Lady”, una de mis canciones favoritas de la banda británica y que escuché por primera vez, aunque os parezca mentira, en el programa infantil Barrio Sesamo. Le siguió toda una sorpresa, “Rosie Had Everything Planned”, del segundo disco de Supertramp, “Indelibly Stamped” (1971)Hodgson la cantó muy bien, para volver a poner al público en pie con “The Logical Song”. Tras una hora de concierto, un descanso para que la gente pudiese beber aún más (parece mentira que esto se haga hasta en el Royal Albert Hall), y vuelta al escenario.

La segunda parte comenzó con “Child of Vision”, seguida por “Lord Is It Mine”, “Death and a Zoo” (del tercer álbum en solitario de Hodgson “Open the Door”, de 2000), “If Everyone Was Listening”, “Even in the Quietest Moments” (solo con guitarra acústica) y “Don’t Leave Me Now” (otra de mis favoritas, en una versión más corta que la original). Para terminar,“Dreamer”, que hizo que varias mujeres de más de cincuenta años se pusieran a bailar y a declararle su amor incondicional aHodgson, y una fantástica versión de “Fool’s Overture”. La banda se retiró después de casi 2 horas de conciertos, pero no teníamos intención de irnos, así que Hodgson y sus músicos aparecieron de nuevo para interpretar “Two of Us”, “Give a Little Bit” y “It’s Raining Again”.

Como anécdota contar que tras cantar “Take the Long Way Home”, y mientras estaba contando al público lo especial que era volver a Londres, el acomodador acompañaba a una pareja que había llegado tarde a sus butacas, y Hodgson les dijo de broma que se habían retrasado y que se habían perdido la mejor canción. También comentar que el teatro anunció el espectáculo bajo el nombre de “Breakfast in America Tour” (tengo mi entrada para demostrarlo), algo que seguramente se utilizó como gancho, y que de todas formas ya nos extrañaba mucho ( en esa gira se interpretan muchos temas de Rick Davies).
Sea como sea, el concierto valió la pena, y me lo pasé en grande. El 3 de Julio visitan Barcelona, por si alguien quiere acercarse.

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos