En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z

Senogul es una de las bandas más eclécticas que han surgido en el panorama progresivo nacional en los últimos años. En un campo en el que es tan difícil innovar, esta banda asturiana ha apostado por la fusión de elementos y lenguajes diferentes, creando un trabajo compacto, coherente, que no se hace pesado pese a sus 70 minutos de duración.

Las influencias del jazz, la música clásica, el rock progresivo, el funky, el tango, el folk……hacen de “Senogul” (2007), un magnífico álbum debut, apto para todos los públicos ( amantes de la buena música, claro..). Esta accesibilidad no se da debido a la falta de complejidad, sino que se fundamenta en la creación de buenas melodias, algo que no es nada fácil de conseguir.
Durante la grabación del disco, Senogul estaba formado por Eduardo G. Salueña (teclados), Pablo Canalis (bajo y percusión), Alex Valero “Danda” (batería), Pedro A. Menchaca (guitarra, efectos) e Israel Sanchez (guitarra solista), aunque podemos escuchar también a varios colaboradores que enriquecen las composiciones con acordeón, saxos, flautas, trompeta, coros, etc….
Hay álbumes que son relativamente fáciles de comentar tema por tema, pero este no es el caso, así que comentaré lo que más me gusta. Los primeros seís minutos me encantan. “Dr. Gull” (3’04) nos muestra una bonita melodia de piano, que se repite estrategicamente durante el transcurso del disco, y que alcanza su momento más especial a partir del minuto 1’55, cuando se torna más oscura, con la percusión de fondo y el Coro Melsos creando un magnífico ambiente, para quedarse después sólo las voces, desembocando en “Racionalidad” (2’51) de una forma magistral. No sé a quién se le habrá ocurrido esta unión, pero hay que felicitarlo. Edu está increible con el piano, y un aire “español” sopla durante toda el tema. Me encanta también la batería sonando casi como castañuelas.
Otro corte redondo es “Microcosmos Blues” (9’03), donde las guitarras nos recuerdan a King Crimson (¡qué bonita parte de guitarra rítmica, flauta y sonidos varios en el minuto 1’10). Es quizás el temas en el que más me gusta el bajo de Pablo. ¡Genial!. Además Edu, casi al final, me recuerda a Mike Garson con el piano.
En “Agua, Fuego y Porexpan” (7’14), me gusta muchísimo el piano eléctrico y el bajo. Imprescindible la sección de vientos con saxo barítono, tenor y alto, trombón y trompeta. Cuesta estarse quieta escuchándola. ¡Buenísima!
Naturalmente, no puede faltar entre mis favoritas “La Mulata Eléctrica” (9’46), verdadero tributo al rock andaluz y cuya gran melodia podría haber sido escrita por el mismísimo Manuel Imán. Los cinco músicos están fantásticos. Fuerza y elegancia serían las palabras idoneas para describir esta maravilla.
A muchos puede extrañar que no haya incluido como una de mis preferidas “Tango Mango” (12’19). El sonido de las guitarras es precioso, Pablo vuelve a lucirse, el solo de acordeón es magnífico, y la parte donde Edu toca el clave y el piano me encanta. Además el toque de saxo soprano al final está muy bien, pero en su totalidad me parece una composición algo inconexa. Naturalmente esto es algo muy subjetivo, pero no no logro asimilarla como un solo tema.
Otras partes destacables son los escarceos Emersonianos de Edu en “La Verbena Hermética” (7’32), cuya sección ritmica también me gusta mucho, o los recuerdos a “Visions Of The Emerald beyond” en la bién titulada “Maha Vishnuda” (4’44). Otro punto para el que se le ocurrió el título.

En definitiva, un gran disco que nos deja entrever lo que estos músicos pueden dar de si en el futuro. Hubiese preferido una propuesta un poco más arriesgada, pero se que tienden hacia terrenos más experimentales. Será emocionante para ellos, y como no, para nosotros al volver a descubrirlos.

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos