Con la idea de hacer la musica para un ballet titulado Jade Warrior, inspirado en algunas pinturas japonesas, el guitarrista Tony Duhig y el percusionista y flautista John Field comienzan a gestar un nuevo proyecto musical tras haber coincidido en el grupo July. Al final, se une al proyecto el bajista y vocalista Glyn Harvard, desechan la idea del ballet, toman el nombre Jade Warrior para la banda y publican su primer trabajo en 1971.

La flauta y la percusión de la bonita introducción, titulada “The Traveller” (2’42), nos adentra en un mundo místico, lleno de referencias a Oriente, con guitarras crudas (“Prenormal Day In Brighton” (2’47) o “Petunia” (4’53)), que se combinan con partes misteriosas, con percusiones étnicas e hipnóticas flautas (“Masai Morning” (6’49) o “Dragonfly Day” (7’53), sin olvidarse de las influencias del jazz o el blues ( “Psychiatric Sargeant” (3’10), que nos recuerda a Jethro Tull por momentos).
Un disco muy original, que no recuerda a ninguno de los publicados con anterioridad por Vértigo, y que nos demuestra de nuevo la visión y la apertura de este tipo de sellos discográficos en un momento tan prolífico e interesante como 1971.
En CD, el disco fue publicado por Background a mediados de los ’90 y posteriormente por Repertoire en 2004, en una bonita imitación al vinilo.

Francisco Macias

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *