A principios de 1970, el guitarrista y vocalista James Litherland abandona Colosseum, siendo sustituido por Clem Clemson (ex Bakerloo). Además de tocar la guitarra, Clemson ejerció también como vocalista, pero al no sentirse comodo cantando, la banda se vió incrementada por el vocalista de Juicy Lucy, Paul Williams, que ensayó y grabó con la banda durante unos meses, hasta que fue sustituido por Chris Farlowe. Además, el bajista Tony Reeves también abandonó el grupo, siendo reemplazado por Louis Cennamo (ex Renaissance) y este después por Mike Clark. De esta forma, en su tercer trabajo en estudio, “Daughter Of Time”, podemos escuchar formaciones diferentes según el tema. Estamos ante un disco más conciso, menos espontaneo que los anteriores de la banda. Temas como el excepcional “Time Lament” o “Daughter Of Time” adquieren tintes dramáticos, más “soul”, en parte por la voz de Farlowe y por la sección orquestal dirigida por Neil Ardley.

Tanto el principio (¡qué ritmazo el de “Three Score and Ten, Amen”!), como el final del disco (“The Time Machine”, grabada en directo y con un impresionante Jon Hiseman como protagonista) son buenísimos, y no olvidemos temas como “Take Me Back To Doomsday” (uno de mis favoritos, y el único que canta Clem Clemson) o la instrumental “Bring Out Your Dead”, que nos adelanta lo que posteriormente haría Dave Greenslade en su propia banda.
El disco ha sido reeditado en Cd constantemente por Essential, siendo la más fácil de conseguir la “Expanded Edition” de 2004 con un tema extra.

Francisco Macias

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *