Para el público progresivo poca presentación hace falta de este álbum, que marcó el comienzo de la carrera de uno de los grupos más originales de la historia del rock. Gentle Giant se forma a partir de las cenizas de Simon Dupree and the Big Sound, teniendo como principales artífices a los hermanos Shulman, Derek (voz, bajo y coros), Ray ( bajo, violín, guitarra, percusión y coros) y Phil (saxo, trompeta, flauta, voz y coros). Con ellos encontramos al también multi-instrumentista Kerry Minnear (teclados y chelo, entre otros..), al guitarrista Gary Green y al baterista Martin Smith.

Mi debilidad por su primer disco no se puede describir con palabras. Es un compendio de fuerza, virtuosismo y sensibilidad impresionante. Aquí tenemos todas las claves del sonido de la banda. Los cambios de ritmo, la potencia de la sección rítmica y las partes casi épicas de “Giant”, la combinación de guitarra acústica, violín y chelo de “Funny Ways”, una de las melodias más bellas compuestas por la banda, el potente riff, las armonias vocales y los aires circenses de “Alucard”, el clasicismo de “Isn´t it Quiet and Cold?”, con reminiscencias a The Beatles, la potencia hard rockera de “Nothing At All”, que se combina a la perfección con las partes acústicas, y en el que encontramos elementos tanto clásicos como jazzísticos en la parte de piano y batería, o en el derroche de energía de “Why Not?”, con Derek Shulman cantando a viva voz, y que además de unas partes de guitarra eléctrica buenísimas nos ofrece un pequeño interludio con flauta y voz con aires medievales, algo que sería muy común en discos posteriores. Una verdadera joya, producida por Tony Visconti, que debe ser conocida por cualquier amante del rock de los ’70.
La edición más recomendable en CD es la de Repertoire de 2004, en cartón imitando al vinilo original.

Francisco Macias

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *