En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z

Es el momento de profundizar más en el concierto en París el 18 de octubre de 2005. Gracias a internet, Elton Dean pudo trabajar desde su casa en los temas de The Wrong Object y viceversa. Esto fue algo fundamental, ya que debido a una averia en el coche, la banda belga llegó a París sólo un par de horas antes del concierto, por lo que no pudieron ensayar juntos practicamente nada, y aun así el concierto fue increible. El sello Moonjune lo publicó en 2007 bajo el nombre de “The Unbelieveable Truth”.

El disco comienza con uno de los grandes temas que Elton Dean compuso en los ’70, “Seven For Lee” (12’50), que cuenta con una de las mejores melodias del Jazz Británico de la época, interpretada aquí con saxello, con arreglos de trompeta y saxo tenor. El solo de saxello de Dean es increible, pero el de saxo tenor de Delplanq y el de trompeta de Estievenart tampoco están nada mal. ¡Obra maestra!. Le sigue “Millennium Jumble” (12’22), composición original de la banda con un sonido más eléctrico, y en la que la sección rítmica, con la guitarra incluida, tiene mucho peso. Es un tema con mucha tensión, muy intenso, que también cuenta con un saxello y un saxo tenor fantásticos.
La siguiente pieza es “Baker’s Street” (8’28), una preciosa balada de Elton Dean, habitual en los conciertos de Soft Machine Legacy, y donde los protagonistas, como no, son los vientos. Continuamos con “The Unbelieveable Truth” (11’45), en una versión diferente a la que tocarian dias después en Luxemburgo y que pudimos escuchar en su anterior auto-producción. Aquí el bajo fuzz está muy presente, y los solos son de saxo tenor, con Delville apoyándolo, y de guitarra. Me gusta mucho la melodia principal, con ese aire Klezmer. Otros temas originales de la banda son “A Cannery Catastrophe” (8’30) y una nueva versión de “Cunnimingus”, titulada “Cunnimingus Redux” (8’31). Ambas tienen a los vientos como protagonistas, la primera con unos magníficos solos de tenor, trompeta y alto, y el segundo con un corto pero fantástico duelo trompeta-tenor-guitarra, seguido de solos de trompeta y saxello. ¡Buenísimos!
Y para terminar, unas variaciones de un viejo tema de Elton Dean, titulado “The Basho Variation” (5’52), quizás el tema más jazzero del disco, que consiste en una sólida base de bajo, batería y guitarra, sobre la que Dean hace un gran trabajo con el saxo alto, dejando después paso al tenor y la trompeta.
Un buen final para un gran disco que recoge una de las últimas actuaciones de Elton Dean, ya que cuatro meses después fallecería.
Otra cosa que me parece importante reseñar es como esta banda, cuyo principal compositor es un guitarrista que sabe hacer solos buenísimos, tienen un sonido muy orientado hacia la sección de vientos. Delville da mucha importancia a los ambientes y al apoyo que con su guitarra eléctrica y su guitarra sintetizada proporciona a la sección rítmica, dejando mucho espacio para el resto de los solistas de la banda. Esto se ve también en su siguiente álbum, “Platform One” (2007), que recoge actuaciones de dos conciertos celebrados en Lieja y Mechelen, en octubre de 2006. Aparte de los miembros habituales de la banda, nos encontramos con colaboradores tan renombrados como la trombonista Anne Whitehead, el trompetista Harry Beckett, el saxofonista barítono Frank Van Der Kooij o el antiguo miembro del grupo, Yves Dellicour al saxo soprano y el clarinete. Con esta formación, no es de extrañar que este sea el disco de The Wrong Object más cercano al Jazz Británico.

El álbum comienza con “Intruth” (1’44), una corta fanfarria, con aires Klezmer, que da paso a otra fantástica composición de la banda, “Honeypump Riff” (6’04), donde continuan las influencias de la música judia, con un ritmo fantástico sobre el que Delville efectua un corto pero bonito sólo de guitarra, Estievenart uno de los solos de trompeta que más me gustan del disco y como no, un gran solo de trombón de Whitehead. Le sigue una buena versión de “Big Swifty” (5’12) de Zappa, donde de nuevo destaca la trompeta, el trombon y la guitarra sintetizada.
Y llega la primera composición de Annie Whitehead, “Platform One” (8’25), publicada originalmente en su álbum “Naked” (1995), dividida en dos partes. La primera es un solo de trombón, y la segunda comienza con una melodia y un ritmo impresionantes. Sobresaliente el solo de trombón y el de saxo tenor y mención especial para el sonido de órgano que Delville crea con su Roland sintetizada. ¡Una maravilla!. Continuamos con otra versión del Maestro, “Filthy Habits” (8’05), habitual en el repertorio de la banda, y donde esta funciona casi como un Power Trio, con Deville increible a la guitarra, y donde también hallamos un buen solo de saxo tenor.
Uno de las piezas más jazzeras del disco es la composición de Whitehead, “This Affects That” (8’08), de su trabajo “The Gathering” (2000). Como no, destacar la labor de esta gran músico como trombonista. Volvemos al repertorio propio de The Wrong Object con “Wet Weather Wet” (5’31), de la que ya pudimos disfrutar en “Live at Zappanale”. Comienza como una balada, recordando a “Kings and Queens” de Soft Machine, para convertirse en un tema potente, lleno de fuerza, con un pegadizo riff de guitarra y vientos. Y llega la primera composición de Harry Beckett, “Scarlet Mine” (7’58), original de esa obra maestra que publico en 1970, titulada “Flare Up”, y que sigue sonando genial casi 40 años después. La sección rítmica actua de forma muy elegante ( el bajo casi parece contrabajo), y me encanta el solo de trompeta de Beckett, y también el de tenor de Delplanq. Continuamos con otra pieza de Beckett, de su álbum “Before and After” (2001), titulada “Tinseltown” (8’51), que consiste en una bonita y pegadiza melodia, con los vientos como protagonistas, y donde podemos escuchar después unos fantásticos solos de fliscorno, de la mano de Beckett, de saxo soprano, por cortesia de Dellicour, y de trompeta, ejecutado por Estievenart.
Para terminar, una divertida y alegre jam, titulada “Hello Max” (11’51), único tema donde participa Fran Van Der Kooij (Hugh Hopper Band, NDIO, etc….) con su saxo barítono. La combinación de solos de este instrumento con otros de clarinete bajo y trombón, y unidos a ritmos africanos e incluso reggaes, le da un tono burlón y festivo a la pieza, lo que la hace perfecta como final del disco.

En octubre de 2007, The Wrong Object graba en directo, en el estudio, su último trabajo, “Stories From The Shed” (2008). El quinteto belga nos muestra aquí su cara más eléctrica, con temas más cortos y directos, con muchos efectos electrónicos y paisajes sonoros. De hecho, encontramos temas como “Acquiring The Taste” (2’15) o “Waves and Radiations” (3’22), donde la guitarra sintetizada y los efectos son los auténticos protagonistas. También podemos disfrutar de temas muy potentes, como la inicial “Sonic Riot at the Holy Palate” (2’52), de aires sefardies, con un bonito solo de trompeta, respaldado por la guitarra sintetizada de Delville, que la hace sonar casi como un mellotrón, o “Lifting Belly” (3’10), que cuenta con una sección rítmica fantástica, donde el bajo fuzz destaca muchísimo, y con arreglos de viento. Naturalmente, en el disco también hay espacio para las influencias del jazz, como por ejemplo en “Saturn” (6’53), con una buena melodia de vientos y solos de trompeta y saxo tenor, ambos apoyados por la labor de Delville, la pegadiza “15/05” (5’37), la preciosa y misteriosa “Sheepwrecked” (5’52), donde se combinan a la perfección los vientos con los efectos electrónicos, o las dos partes de “Theresa’s Dress”, entre las que se situa la improvisación “Rippling Stones” (2’46). Como colofón, la banda nos deleita con magníficas versiones de temas de su primera época, como “Malign Siesta” (5’34), con su solo de guitarra al más puro estilo Zappa, o “Strangler Fit” (3’22), sin olvidarnos del plato fuerte del álbum, una nueva versión de “The Unbelieveable Truth” ,dividida en dos partes y que nos vuelve a recordar que es de lo mejor que han compuesto nunca. Especialmente impresionantes el saxo tenor, el bajo fuzz y la guitarra “zappiana”.

No podemos terminar el artículo sin hablar antes de otros proyectos en los que miembros de The Wrong Object están implicados. El 27 de octubre de 2007, gran parte de la banda toca en directo en Rijkevorsel con el pianista Alex Maguire (Pip Pyle’s Bash, Hatfield and the North…..). La actuación es grabada por la radio y publicada posteriormente por el sello Moonjune bajo el nombre de Alex Maguire Sextet: “Brewed In Belgium” (2008).

La formación consiste en Alex Maguire (piano, sintetizador), Michel Deville (guitarra sintetizada), Damien Polard (bajo), Laurent Delchambre ( batería), Jean Paul Estievenart ( trompeta, fliscornio) y Robin Verheyen (saxo tenor y soprano). El primer tema, “Psychic Warrior” (9’16) nos muestra que estamos ante una actuación muy jazzera, ya que esta pieza de Maguire está arreglada solo para piano, recibiendo un leve apoyo de la batería y del saxo al final, para convertirse en “John’s Fragment” (9’17). Me encanta el ritmo de piano, que a veces se convierte en órgano, y el tremendo solo de saxo. La segunda parte del tema tiene como protagonistas a Estievenart con la trompeta y a Delville con sus fondos de guitarra sintetizada. Le sigue una versión larga y muy diferente de la composición de Estievenart, “Saturn” (15’54), en la que todos están increibles. La única pieza de Delville del álbum es la también incluida en “Stories From The Shed”, “Theresa´s Dream” (9’24), que junto con el tema de Maguire ,”Pumpkin Soup” (5’54) marcan los momentos más “free” del disco.

Y para terminar, todo un clásico de Elton Dean, “Seven For Lee” (9’24), con unos magníficos solos de trompeta y soprano y una buena actuación de Delville imitando el órgano con su guitarra.

Otro proyecto en el que están implicados miembros de The Wrong Object es Trank Zappa Grappa In Varese. Con este nombre parece una banda tributo de Zappa, pero no es así. Todos los temas del disco, titulado “More Light” están compuestos por el saxofonista suizo Markus Stauss, que está acompañado por Michel Deville a la guitarra y a la guitarra sintetizada, Laurent Delchambre, a la batería, percusión y efectos electrónicos y Damien Campion al bajo y al contrabajo. Se grabó en directo en noviembre de 2007 y fue publicado en 2008 por el sello Fazzul. La música que nos encontramos aquí fue definida por el propio Delville como “una mezcla de jazz, punk y música medieval”. Estamos ante un disco de un marcado carácter improvisatorio, con estallidos de jazz rock, hipnóticos pasajes repletos de efectos sonoros y percusiones, partes cercanas al “free” y solos de guitarra claramente Zappianos. La fuerza del disco se escucha sobretodo en temas como “Opening With Object” (7’43), “Little Fragment” (5’21) o “Kater Carlo” (7’43), repletos de saxo y guitarra y una sección rítmica veloz e imaginativa. También hay piezas que combina toda esta potencia con los efectos electrónicos de Delville y Delchambre, como “Perpetuum” (7’52) o “For Jean” (6’09), ambas fantásticas. Las partes más psicodélicas e hipnóticas se encuentran en “OG” (12’03), que contiene un fantástico saxo soprano, que está genial tanto el las partes más “free” como en las más melodicas, donde se escucha una cierta influencia medieval, y en “Surinam” (11’35), pieza con mucha percusión, efectos y una gran sección rítmica.
Por otro lado, más cercana al jazz está “More Memories” (8’50), de la que me encanta sobretodo el contrabajo, y para terminar, “Alone At Lost And Found” (2’18), donde Delville no disimula su pasión por Zappa.
El último proyecto del que vamos a hablar todavia no tiene ningún disco a la venta. Se trata de The Moving Tones, y atención a la formación: Michel Delville a las guitarras, Frank Van Der Kooij a los saxos, Guy Segers ( sí, el de Univers Zero y Present) al bajo, Catherine Smet al teclado e Ivo Sans a la batería. En esta dirección podeis escuchar sus temas :

http://profile.myspace.com/index.cfm?fuseaction=user.viewprofile&friendID=395612354

Han tocado en directo con Benoit Moerlen, y en su repertorio hay versiones muy curiosas de David Bowie o Pink Floyd. Una banda a la que no hay que perder de vista.
Y llegamos al final de este extenso artículo. Sólo decir que The Wrong Object es en mi opinión una de las mejores bandas de la década, y lo mejor de todo, es que aunque ya llevan varios años tocando y han compartido escenario con gente muy importante, aun les queda mucho camino por recorrer y mucha música que ofrecer. Os los recomiendo a todos.

Francisco Macias

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos