En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z

Antes de empezar con el artículo propiamente dicho, me gustaría comentar alguna de las razones por la que me he decidido e escribir sobre esta banda. Al ser un grupo que me gusta mucho, ya había pensado en alguna ocasión escribir sobre ellos, pero fue a raiz de una conversación que tuvimos en la tienda Lman y yo cuando me decidí. En ella hablamos sobre la cantidad de material de archivo que se había publicado de la banda en los últimos años, de los errores en las fechas en uno de ellos y de la poca información fiable que se encuentra en internet. En muchas ocasiones, los errores cometidos en algunos artículos se perpetuan debido a la mania de algunos de “cortar y pegar” a la hora de hacer una reseña en lugar de intentar ser original y hablar sencillamente de lo que uno escucha. Todo lo que vais a leer aquí es producto de una atenta escucha de todo el material grabado y publicado por Xhol Caravan en sus distintas encarnaciones, y la información sobre su historia está tomada exclusivamente de los libretos de los Cds, sin utilizar ninguna página de internet y sin tomar como referencia artículos anteriores escritos por otras personas. Espero que lo disfruteis.

Xhol Caravan es una de las bandas pioneras de la fusión entre rock y jazz en Alemania. Tomando como base el soul, el jazz clásico y la psicodelia, e influenciados seguramente por las investigaciones sonoras de genios como Miles Davis y Frank Zappa , este grupo toma un camino similar a los que inician también Soft Machine en Inglaterra o Magma en Francia, aunque cada uno llegaría a destinos muy diferentes. La semilla de Xhol Caravan la encontramos en Wiesbaden en 1967. Animados por el éxito de la música soul en Estados Unidos, dos vocalistas negros norteamericanos, James Rhodes y Ronnie Swinson y el baterista blanco, pero también norteamericano, Gilbert Van Wyck III (apodado “Skip”), se unen a los alemanes Tim Belbe (saxo tenor), Hansi Fischer (saxo soprano) y Klaus Briest (bajo), formando Soul Caravan (el nombre fue idea de James Rhodes). Tocando clásicos del soul, algunos temas propios y algunas versiones de standards de jazz, realizan muchos conciertos en clubs frecuentados por soldados americanos. En una de estas actuaciones, el guitarrista Werner Funk se les une como espontaneo mientras interpretaban el “Take Five” de Dave Brubeck y se queda con ellos como miembro de la banda. Con esta formación firman con CBS, publicando en 1968 un single y el LP “Get In High”. Poco después, Ronnie Swinson deja la formación, ya que es obligado a regresar a USA, y entra el teclista “Öcki” Von Brevern. A principios de 1969 se registra una actuación en directo que fue publicada en Cd por Garden Of Delights en 2006, seguramente en algún local lleno de soldados americanos.


Aunque sólo se grabaron unos 37 minutos, resultan muy interesantes sobretodo por la aparición de la primera versión de “All Green” (13’15), una de las piezas claves de la siguiente etapa el grupo. Tras la preciosa melodia inicial, la pieza se convierte en vehículo para los solos, de saxo soprano primero, de guitarra, de saxo tenor y finalmente de ambos saxos a la vez, siempre sobre una base rítmica imaginativa y cambiante. Después le llega el turno al solo de batería, con apoyo del bajo, y finalmente, y como era de esperar, vuelve la melodia del principio. En este disco, titulado “Live 1969”, también podemos escuchar una bonita versión de “My Favorite Things” (8’37), el tema que Rogers y Hammerstein compusieron para “The Sound Of Music” (“Sonrisas Y Lágrimas”) y que Coltrane adaptó en clave de jazz en 1961. Me encantan los solos de saxo soprano, tenor y guitarra. Además, se incluye un solo de batería titulado “Skipping” (4’00), una versión de “(Sittin’ On) The Dock Of The Bay” de Otis Redding, cantada por un vocalista invitado del que sólo se recuerda el nombre de pila, Leon, y la versión de “Lick A Stick” (7’20) de James Brown, interpretada por otro cantante ocasional del que no se recuerda nada (James Rhodes seguía en la banda, pero en algunos conciertos dejaba su puesto a otros vocalistas). Seguramente, el concierto fue grabado por Öcki, ya que su teclado no se escucha practicamente en la parte de la actuación que recoge el Cd.

Poco después de esta actuación, el grupo, cada vez más influenciado por el jazz y la psicodelia, cambia su nombre por el de Xhol Caravan, deja CBS para firmar por el sello Hansa y graban un single, en la primavera de 1969, con los temas “Planet Earth” (2’44) y “So Down” (3’26), ambas vocales, todavia con influencias soul y con arreglos de viento. Antes de su publicación, la banda celebra un concierto en Altena que en 2006 fue editado por Garden Of Delights bajo el nombre de “Altena 1969”. Desgraciadamente el concierto duraba 102 minutos, y el sello decició que no era rentable publicar un doble Cd, así que dejaron fuera dos piezas, “All Green” y “Bas(s)ic”. Aunque en el libreto se intenta explicar el por qué de esta decisión, a mí no me convence. Creo que un sello de estas características no debería mutilar un concierto, pero está claro que la decisión tuvo que estar basada en motivos económicos.


El disco comienza con una fantástica versión de “Olé” (10’10) de John Coltrane. El saxo y el órgano interpretan la melodia inicial para dar paso después a los solos de saxo, guitarra, órgano y de nuevo saxo. La sección rítmica es sobria, pero imaginativa, y Hansi Fischer está tremendo con el soprano. Le sigue “So Damn, So Down and So Blue” (4’38), bonita canción de la que hemos hablado anteriormente y que estaba a punto de publicarse como single bajo el nombre de “So Down” con una letra ligeramente diferente. Continuamos con una version de “Psychedelic Sally”(4’11) de Horace Silver, donde la voz de James Rhodes no se escucha del todo bien. Me encanta el solo de guitarra, acompañado por el órgano y una sección rítmica repleta de fuerza.. La siguiente canción es “Emptiness” (4’36), tema vocal donde destaca el órgano de Ocki Von Brevern. Pero el tema central del concierto fue, sin duda, “Freedom Opera” (56’43), casi una hora de música que en realidad es un conjunto de temas unidos con poemas de James Rhodes. Los saxos y el órgano nos introducen en la primera parte, “Acapulco Gold”, que durante más de quince minutos nos ofrece pasajes instrumentales donde los saxos, la guitarra y el órgano interactuan causando a veces confusión, con influencias “free”, aunque también encontramos solos de guitarra con apoyo de los teclados o partes de saxo con aires orientales o de flauta ( interpretada por Hansi Fischer, que cada vez la utilizaría en mayor medida). Tras unas lineas de “Poems” de Vanilla Fudge, Rhodes interpreta una versión del “Season Of The Witch” de Donovan, donde Ocki hace un bonito solo de órgano. La siguiente parte es “Freedom Poem” y consiste en en un fondo instrumental de aires “free” con James Rhodes pensando en alto. Esto desemboca en “African Song” que comienza con los dos saxos y un precioso riff de guitarra, hipnótico, muy pausado, sobre el que Fischer interpreta un buen solo de saxo soprano.Despues Rhodes habla un buen rato sobre la música negra, para dar paso a varios cambios de ritmo con pasajes de flauta, batería y órgano, interrumpidos por partes vocales, hasta dar paso a la bonita “Talking To My Soul”. Tras otro “Freedom Poem” de Rhodes, llegamos al final con una versión más larga del single “Planet Earth”, que contiene un corto pero fantástico solo de guitarra.

En el verano de 1969 la nueva orientación de la banda hacia la fusión de jazz y rock se había hecho más patente, y James Rhodes se marcha al no estar de acuerdo con el cambio de estilo. Por su parte, el guitarrista Werner Funk también decide abandonar el grupo, aunque antes participó, de forma casi anecdótica, en la grabación de “Electrip”, uno de los mejores discos publicados en la Alemania de la época (aunque su nombre no apareció en los créditos del álbum). Casi totalmente instrumental, con los saxos electrificados y el órgano como elemento importante, es el único trabajo en estudio que la banda publicaría bajo el nombre de Xhol Caravan y vio la luz a finales de 1969.

Se abre con “Electric Fun Fair” (6’25), de aires circenses, donde el saxo eléctrico, acompañado por una jazzística sección rítmica, nos recuerda a Soft Machine. Tras un cambio de ritmo el tema se vuelve más psicodélico y aparece el órgano. ¡Fantástico!

Continuamos con “Pop Games” (6’51), con una pegadiza melodia inicial que nos lleva hasta un bonito solo de saxo tenor eléctrico, respaldado por una sección rítmica que incluye al teclado, recordándonos de nuevo a Soft Machine. Tras otro buen solo de saxo soprano, con un sonido bastante crudo, podemos escuchar una parte donde el órgano y los saxos interaccionan, y donde la batería adquiere mayor protagonismo. Le sigue uno de los clásicos de la banda, “All Green” (7’33), de menor duración que las versiones que interpretaban en directo. Una de las melodias más bellas que la banda creó. Me encanta la forma en la que Fischer hace el solo de saxo soprano con el órgano de apoyo, para cambiar después las tornas, siendo Ocki el que hace el solo mientras el saxo lo respalda. Gran papel también de Klaus Briest al bajo.

El sonido de un acelerador nos introduce en “Raise Up High” (17’42), pieza central del álbum que ocupaba practicamente la segunda cara del disco original. Aquí encontramos algunas partes vocales, con acompañamiento de flauta, los saxos y el órgano improvisando y colaborando constantemente, múltiples cambios de ritmo, partes caóticas y experimentales que contrastan con pasajes más lentos, con influencias psicodélicas….En definitiva, una declaración de principios y la demostración palpable de una actitud innovadora y arriesgada hacia la música. Y para terminar, “Walla Mashalla” (1’36), epílogo de influencias orientales con toques psicodélicos. Así termina esta obra maestra que posteriormente influyó a bandas tan importantes en Alemania como Nosferatu, Kraan o Out Of Focus entre otras. La edición en CD del sello Garden Of Delights incluye como temas extra los singles “So Down” y “Planet Earth”.

A principios de 1970, la banda decide acortar su nombre y llamarse simplemente Xhol, para evitar ser confundida con el grupo británico Caravan, que empezaban a ser conocidos internacionalmente, pero antes son invitados a protagonizar un programa de televisión para la SWF, una radio y televisión pública de Baden-Baden. Se grabaron cuatro temas largos para esta ocasión, siendo retransmitidos en marzo. Desgraciadamente, una parte del programa se perdió poco después, así que cuando el programa se volvió a emitir en 1972, el publico sólo podía disfrutar de 3 de los 4 temas grabados originalmente. Esta versión reducida es la que podemos ver en el Dvd del sello Garden Of Delights, publicado en 2005 bajo el nombre “Talking To My Soul”.

 


Tras una cuenta atrás y la imagen del despegue de un cohete, la banda comienza a tocar “All Green” (14’04). Al terminar vemos a Hansi Fischer sentado fuera del escenario tocando la flauta, introduciendo la pieza “Talking To My Soul” (10’48), que normalmente era interpretada como parte de la suite “Freedom Opera”. Para terminar, el grupo tocó “Oszillogram” (11’02), una improvisación con ritmo jazzrockero y con la flauta como principal solista. Me encanta el final, con el saxo tenor y la batería en plena forma. El problema que le veo a este programa es que abusa excesivamante de los colores, los efectos y los ambientes psicodélicos. Hay que tener en cuenta que en Alemania se comenzó a utilizar el color en televisión en 1967, y semejante descubrimiento causó un abuso en su utilización en este tipo de programas. Como curiosidad, durante la actuación del grupo se ve a un niño deambulando por el escenario e incluso tocando su guitarra de juguete. Es el hijo de Ocki Brevern. El Dvd incluye también dos versiones de “All Green” grabadas en sendas reuniones en 2003 y 2004, pero de eso hablaremos más adelante. En primavera (no se conoce la fecha exacta), nuestros protagonistas viajan de nuevo a Altena para dar un concierto, ya con el nombre acortado de Xhol, que sería grabado, y que no vería la luz hasta muchos años después. El sello Garden Of Delights editó en 2006 esta fantástica actuación, pero por desgracia, y de nuevo por falta de espacio en un único Cd, descartó uno de los cuatro temas que se interpreron esa noche, concretamente “Pop Games”.

“Altena 1970” es un disco que gustará sobretodo a los amantes de las largas improvisaciones que parecen no tener final. Un ejemplo claro es el tema con el que comienza, “I Can’t Wait” (35’11).El impresionante riff de bajo inicial y la melodia de flauta pueden sernos familiares si nos gusta la banda Embryo, como es mi caso, ya que esta melodia aparecerería en el segundo álbum de la banda de Christian Buchard, “Embryo’s Rache” (1971), debido a que Hansi Fischer participaría en su grabación (también podemos escucharla en el increible directo de Embryo, “Bremen 1971”). Más de media hora basada sobretodo en solos improvisados de flauta, saxo y órgano, con una sección rítmica variada, con cambios de velocidad y de registro, paseando constantemente entre el rock y el jazz. Me encanta el papel que desempeña Öcki Brevern con el teclado, ya que cuando no está haciendo solos apoya de forma magistral a la sección rítmica, aunque la verdad es que los cinco músicos están fantásticos.

Le sigue “Electric Fun Fair” (9’26), en una versión más corta y bastante diferente con respecto a la versión de estudio que aparecía en “Electrip”. Destaca el solo de saxo tenor de Tim Belbe, con un buen apoyo del teclado. Y para terminar, otra laguísima pieza, “Xholenium” (37’15), donde se combinan partes experimentales con otras mucho más melódicas y elegantes, con solos de saxo, órgano y flauta, y pegadizos riff de bajo y batería. El oyente atento, amante de la música de Zappa, puede descubrir en cierto momento como la banda esboza la melodia de “Dog Breath”. La calidad de sonido es muy buena, como en el resto del disco, aunque en esta pieza pueden escucharse algunos pequños cortes en momentos muy concretos y alguna que otra fluctuación en el volumen. En definitiva, una gran actuación que nos muestra la nueva orientación de la banda hacia terrenos cada vez más arriesgados, y en la que la improvisación adquiere mayor relevancia.

Poco después, Hansi Fischer deja la banda para unirse a Embryo y el ahora cuarteto formado por Tim Belbe, “Ocki” Von Brevern, Klaust Briest y “Skip” decide publicar un doble álbum con una parte grabada en directo y otra en estudio para el sello Ohr, al estilo de “Ummagumma” de Pink Floyd o “Wheels Of Fire” de Cream. Los conciertos elegidos para el disco fueron los realizados el 1 y el 2 de julio de 1970 en Göttingen, y los temas escogidos recogian el espíritu improvisador del que el grupo hacia gala en esos momentos. El primero es “Breit” (24’13), con una primera mitad tranquila, repleta de saxo con fuzz y wah wah, con apoyo del órgano (aires a Soft Machine), y una sección rítmica sobria, hipnótica. El ambiente psicodélico permanece en la segunda mitad de la pieza, pero hay más cambios de ritmo y mayor protagonismo del órgano como instrumento solista. El segundo se titula “Schaukel” (20’20).Tras unos caóticos segundos, el saxo distorsionado toma el mando con el órgano de fondo, el cual, unos cinco minutos después, se queda solo con la sección rítmica, pasando de nuevo del jazz a la psicodelia, para entrar de nuevo el saxo con más fuerza que antes. En la mitad del tema, hay una corta parte vocal donde se interpreta el “Rock Me” de Muddy Waters, que da paso a un bonito solo de órgano con la sección rítmica a toda velocidad y un final precioso con el saxo como protagonista. Al terminar, podemos escuchar el ambiente del concierto, con el “Flight Of The Rat” de Deep Purple sonando por los altavoces. Finalmente se decidio no sacar un doble LP y estas actuaciones en directo se publicaron en 1971 en el álbum “Hau Ruk”, ocupando cada tema una cara completa del vinilo.

En la edición en Cd de este álbum en 2002 del sello Garden Of Delights, se añadió un tema extra impresionante titulado “Süden Twi Westen” (21’55). Esta pieza recoge una sesión inédita en los estudios de Dieter Dierks que se produjo en 1974, dos años después de la disolución de la banda, y en ella podemos escuchar a Tim Belbe, Hansi Fischer, Skip, “Ocki” Von Brevern y a Norbert Dömling (bajista de la también magnífica formación Missus Beastly). Jazz rock de calidad, con partes donde se alternan los dos saxos haciendo solos y tocando a la vez, bonitos riffs de órgano, solos de flauta, toques de piano eléctrico y una sección rítmica aplastante. Estamos ante una de esas raras veces en las que el tema extra me gusta aún mas que las piezas del disco original.

A mediados de julio de 1970, el cuarteto entra en los estudios de Conny Plank y graba varios temas para lo que ellos todavia pensaban que iba a ser un álbum doble mitad directo, mitad estudio. Estas piezas permanecieron inéditas hasta 1972, momento en el que se publicaron en el álbum “Motherfuckers GmbH & Co. KG”, de carácter abiertamente experimental.


Comienza con “Radio” (2’30), que consiste en la imitación de un dial de radio cambiando de frecuencia y donde se escuchan varios extractos de piezas de Soul Caravan y Xhol Caravan. Le sigue “Leistungsprinzip” (1’30), un corto pero pegadizo riff de saxo eléctrico y órgano, con ciertas reminiscencias del sonido Canterbury. Sin pausa entramos en “Orgelsolo” (9’26), que como su nombre indica tiene como protagonista absoluto a Öcki, que durante casi 10 minutos crea misteriosos ambientes, casi espaciales, con varias capas de teclados. Es un tema muy interesante, aunque para mi resulta excesivamente denso. Una base oscura con arranques de flauta de corte étnico nos adentra en “Side 1 First Day” (7’05), una pieza impresionante de jazz rock, donde el órgano pone el toque psicodélico, mientras que la flauta pasea en su compañía sobre una base rítmica sobresaliente, con Klaus Briest y su bajo en primer plano. Esta joya termina con sonidos de grillos, que es justamente como empieza “Grille” (6’58), una curiosa paranoía étnica-campestre donde los grillos son acompañados por flauta y percusión. Y para terminar, la tremenda “Love Potion 25” (13’11). La primera parte vocal, con toques a lo Jim Morrison, es una versión del tema de 1959 “Love Potion Number 9”, de The Clovers. Después disfrutamos de bonitos solos de órgano y saxo, tanto acústico como eléctrico, con Briest destacando de nuevo con su bajo, y del riff de “I Can´t Wait”, que nos lleva de nuevo a la parte vocal y a un final maravilloso con todos los músicos entregados al máximo. Podemos decir que este disco todavia resultaba novedoso en el momento de su publicación en 1972, lo que nos hace darnos cuenta de lo avanzada que era la música de Xhol en la Alemania de 1969 y 1970.

El 24 de octubre de 1970, el cuarteto participó en el tercer festival de pop y rock de Essen, en el Gruga Hall. El sello Garden Of Delights recuperó esta grabación, limpió el sonido, eliminó algunos cortes y ruidos de fondo, publicándolo en Cd con una calidad bastante aceptable en 2009. La actuación consistió en una larga improvisación sin título de casi 50 minutos de duración, pero en el Cd se ha dividido en cuatro partes y se les ha puesto nombre.


La primera es “Sparkling Geysers” (23’26). Tras unas palabras de Tim Belbe, en la que se queja de la organización del festival y del personal de seguridad, comienza una pausada introducción con el saxo distorsionado en primer plano. La sección rítmica y el teclado hacen su aparición poco después, dando paso a un bonito solo de órgano con el bajo y la batería haciendo un gran trabajo. Tim Belbe coge la flauta y nos deleita con un pasaje precioso, hipnótico, con golpes de gong, muy psicodélico. En el minuto 17 el ritmo se acelera, y la flauta sigue como instrumento solista con el apoyo del órgano, que después toma el mando para ofrecernos un buen solo que desemboca en “A Freak-Out Blues” (7’44), donde se mezclan las improvisaciones y desvarios del órgano y el saxo repletos de efectos con los toques blues y la interpretación de “Rock Me” de Muddy Waters (como ya pasaba en “Schaukel”) por parte de Skip, aunque se le escucha poco. Cuando el saxo se queda solo con el órgano de fondo y detalles de bajo entramos en “Weird Bossa” (6’16), donde el saxo improvisa sobre un ritmo latino que se acelera cada vez más, hasta llegar a un final caótico. El órgano y el bajo se quedan solos y comienza “Surrealistic Scenery”. La batería entra con fuerza y unos minutos después Belbe coge de nuevo la flauta, tomando el mando hasta que poco antes del final es el órgano el que coge el relevo. Una gran actuación, que como casi todo el material que conocemos de la banda en 1970, hará las delicias de los que disfrutan con las largas improvisaciones y con los desarrollos que no parecen tener final.

A partir de aquí, la actividad del grupo fue descendiendo poco a poco. En 1971 interpretaron algunos temas en la película “Das Unheil” del director Peter Fleischmann, pero no hay ninguna grabación publicada en Cd o Lp. Los discos que se publicaron en esta época , “Hau Ruk” y “Motherfuckers GmbH & Co. KG”, recogian material de 1970, como ya hemos comentado, y al final la banda terminó separándose en 1972, tras una gira final por Finlandia y Noruega organizada por el instituto Goethe.

En enero de 2003 Hansi Fischer y Tim Belbe se unen a cuatro músicos jovenes y realizan un concierto en Wiesbaden bajo el nombre de Xhol Caravan. Un año después hicieron exactamente lo mismo, pero con Klaus Briest en sus filas. Por desgracia, Öcki Brevern falleció en 1996 de un ataque al corazón, por lo que obviamente no pudo participar en estas reuniones. De ambos conciertos sólo hay disponibles dos versiones de “All Green” grabadas en video por amigos de la banda, e incluidos como temas extra en el Dvd de Garden Of Delights, “Talking To My Soul” (2005). Es curioso escuchar esta pieza clásica interpretada 30 años después, con variaciones en el ritmo y en la instrumentación. Fischer seguía tocando el saxo soprano de maravilla, y Belbe está bien con el saxo tenor, sobretodo si tenemos en cuenta que estaba enfermo de cancer de pulmón y que fallecería en agosto de 2004, después de muchos años ganándose la vida como músico callejero.


Para terminar, comentar que en 2001 el sello World Serpent Distribution publicó un doble Cd bajo el título de “Xhol Caravan-Motherfuckers Live”. El primer Cd nos ofrece el tema “Freedom Opera”. Los créditos nos dicen que está grabada en 1968, pero no es cierto, ya que la pieza se registro en el concierto de Altena de la primavera de 1969 que posteriormente editaría el sello Garden Of Delights y del que ya hemos hablado anteriormente. El segundo contiene un fantástico “viaje”, practicamente improvisado, de más de 50 minutos de duración, grabado para la radio (WDR) en 1969, según los créditos, pero tampoco no puede ser cierto. La pieza está grabada en formación de cuarteto, con Tim Belbe encargándosede la flauta y el saxo tenor, Skip a la batería, Klaus Briest al bajo y Öcki Brevern al órgano, por lo que tuvo que ser grabada en 1970, cuando la banda ya había acortado su nombre y Hansi Fischer había abandonado la formación. Por las grabaciones que hemos escuchado anteriormente, creo que este tema tuvo que registrarse en otoño de 1970, pero puedo equivocarme. Para colmo, la pieza tiene unos minutos finales maravillosos, donde podemos escuchar una guitarra, y naturálmente, en las notas del Cd no dicen absolutamente nada de esto. Este doble álbum viene acompañado de un tercer Cd de 15 minutos duración donde, sin pausa, tres bandas versionean temas de nuestros protagonistas. La primera es Current 93, banda liderada por David Tibet, que interpreta una bonita versión de “Memories” de Soul Caravan. La segunda es Nurse With Wound, que fabrican su propia “Radio” de Xhol, utilizando fragmentos originales de las distintas épocas de la banda, y por último podemos escuchar una interesante versión de “Walla Mashalla” interpretada por Christoph Heeman y Andreas Martin, donde repiten varias veces la melodia principal a diferentes velocidades y con diferente instrumentación.

Y aquí termina esta exhaustivo recorrido de la corta pero importante carrera de una de las bandas más influyentes y rompedoras de la Alemania de finales de los ’60 y principios de los ’70. Espero que os guste y que os sirva para descubrir o profundizar en su magnífica música.

Francisco Macias

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos