En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z

Dweezil_Zappa-0

Siendo Frank Zappa mi músico favorito, no llegué a verlo en directo. Cuando en 1988 visitó Barcelona yo todavía vivía allí, pero no lo conocía, y si lo hubiera hecho, no hubiera tenido dinero para la entrada. No descubrí su música hasta que falleció, y cuando lo hice, me atrapó de una manera inédita para mí. Por esta razón, ver en directo por segunda vez a esta banda tributo liderada por su hijo Dweezil, con motivo del décimo aniversario de su formación, y con un reclamo tan fantástico como la celebración del 40 aniversario de uno de los grandes discos del Maestro, “One Size Fits All” es siempre motivo de felicidad, y si es en una ciudad tan maravillosa como Amsterdam, mejor aún.

No soy una gran fan de las bandas tributo, pero creo que versionar las composiciones de Zappa está a otro nivel. Su repertorio es muy extenso, la complejidad de los temas es notable y no es fácil captar la esencia de su música y transmitirla al público. Dweezil y su banda lo consiguen, y escuchándolos la admiración por la música de Zappa se incrementa, y uno vuelve a ser consciente de lo que este hombre creó desde el campo del rock, tomando elementos de otras músicas, claro, pero sin abandonar nunca ese espíritu profundamente rockero.

Más de 1000 personas acudimos al Melkweg de Amsterdam (lleno total) para disfrutar de esta banda, que en esta ocasión estaba formada por:

Dweezil Zappa: guitarra

Chris Norton: teclado y voz

Scheila Gonzalez: saxo, flauta, teclados y voz

Ben Thomas: voz, guitarra, trompeta, trombón, flauta,etc..

Kurt Morgan: bajo

Ryan Brown: batería

Dweezil_Zappa-1

La actuación comenzó con la conocida melodía de “Star Wars”, como preludio de uno de los platos fuertes de la noche: la interpretación del álbum “One Size Fits All” al completo. Naturalmente, comenzaron con la maravillosa “Inca Roads”, que 40 años después no solo sigue sonando fresca, sino que parece demasiado avanzada  para el rock actual. Cuando escuchas algo así es cuando te das cuenta de lo grande que fue Zappa y de lo adelantado que estuvo a su tiempo. Bien cantada por Chris Norton y con dos grandes solos de guitarra y teclado. Sin perder el orden, continuaron con la rockera “Can’t Afford No Shoes”, la preciosa y emotiva “Sofa”, y “Pojama People”, cantada por Ben Thomas y con un impresionante solo de Dweezil. La llegada de “Florentine Pogen” fue uno de los grandes momentos de la noche (aunque hubo muchos). Si la original duraba 5 minutos, esta versión superó los 10, y en ella podemos escuchar una parte instrumental que no aparecía en la versión de 1975, y que la banda suele interpretar, donde la sección rítmica crea una base excepcional para que Dweezil se explaye con la guitarra durante varios minutos, adornada por los arreglos de viento. Continuaron con “Evelyn, A Modified Dog”, la divertida “San Ber’dino”, “Andy” y como no, la segunda parte de “Sofa”, la maravilla que cerraba “One Size Fits All”. Tras esta brutal primera hora de concierto, la banda nos mantuvo enganchados con la impresionante instrumental “Imaginary Diseases”, que era habitualmente interpretada a finales de 1972 por la Petit Wazoo. Entre la melodía tan maravillosa que tiene, los arreglos de saxo y trompeta, la enorme e inquieta sección rítmica, que alcanza un nivel de potencia enorme, y el impresionante solo de guitarra de Dweezil, nos dejaron alucinados. La siguiente pieza me dejó muy sorprendido, ya que no me la esperaba. Se trató de “The Evil Prince”, que originalmente apareció en el musical “Thing Fish”, uno de los discos más criticados de Zappa, y que más que cantada ha de ser interpretada. Particularmente, esta pieza siempre me ha gustado mucho, y la defendieron realmente bien.

Dweezil_Zappa-2

La llegada de “The Grand Wazoo” marcó otro de los mejores momentos de la actuación. Todos los amantes de la música de Zappa conocen bien esta obra maestra de 1972, y la versión que pudimos escuchar esa noche, de casi 20 minutos de duración, fue algo muy especial. Todos estuvieron geniales, pero el impresionante, largo y jazzístico solo de saxo de Scheila Gonzalez tuvo como resultado la mayor ovación de la velada, destacando también el precioso solo de piano eléctrico de Chris Norton. Tras esta brutalidad, la banda enlazó una serie de piezas más desenfadadas, como “Dancing Fool” (con participación de varias mujeres y niñas del público a las que subieron al escenario a bailar), “Baby Snakes”, o la rockera “Magic Fingers”, que desembocó en otra de las grandes piezas instrumentales, y de las más complejas de Frank Zappa, “Sinister Footwear II”, con Thomas al trombón y Gonzalez al saxo. Aquí, como en toda la actuación, echamos de menos la figura de un vibrafonista, ya que al imitar sus partes el teclado no tenía el mismo efecto, pero de todas formas, sonó genial.

Tras más de dos horas de concierto, la banda comenzó a tocar “Montana”, uno de los grandes clásicos de Zappa, con participación del publico y un gran solo de Dweezil, seguido de un gran solo de batería de Ryan Brown, enlazado con una larga versión de “Apostrophe”, una de las instrumentales más potentes de la noche, donde el trio Zappa-Morgan-Brown brilló con intensidad, dejándonos extasiados, para rematarnos con “Cosmik Debris”, que contó con la colaboración del guitarrista holandés Richard Hallebeek.

Dweezil_Zappa-3

Una noche mágica, que nos hizo recordar que la música de Zappa sigue viva y en constante evolución, no sólo por este tipo de tributos, sino también por el material que dejó almacenado y que poco a poco va publicando su familia.

Las fotos utilizadas en el artículo no son nuestras, ya que el local no permitía hacer fotos en su interior.

Francisco Macías

About Francisco Macias

3 Responses to Zappa Plays Zappa-Melkweg, Amsterdam-24-10-2015
  1. Muchas gracias por la crónica, siempre me gustó la música por Zappa, de la que siempre tengo algo pendiente y algo por decubrir de lo poco que conozco. Con tus palabras vuelvo a entrar en el ciclo Zappa….Mucha envidia me das….

  2. Yo conoci a Zappa en el concierto de Bcn 88.. lo daban por la tele… y todavia se puede o podia ver por internet…

  3. Fuí a ver este mismo show en Santiago de Chile el año pasado, fueron los mejores conciertos en que he estado. la banda me imagino que sonaba tal cual lo haría una de las bandas de Frank, las versiones de los temas, esos que me han gustado toda la vida, eran increíbles!!!, el sonido de lujo. Todo bien en estos dos conciertos, valió la pena el haber ido a estos espectáculos, impresionantes. concuerdo plenamente con tus impresiones. creo que ahora están metidos en peleas legales entre los hermanos, ojalá solucionen sus problemas y podamos disfrutar de nuevo esta excelente banda de Zappa. pues así les considero; una banda mas de Frank Zappa.


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos