En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z

La familia Zappa vuelve a sorprendernos con la segunda entrega de la serie “Road Tapes”, que en esta ocasión consiste en parte de los conciertos que Zappa y sus secuaces celebraron en Helsinki los días 23 y 24 de agosto.

Tras la experiencia con la Grand Wazoo y la Petit Wazoo, Zappa comienza una nueva gira americana en febrero de 1973 con unos nuevos Mothers, formados por Jean Luc Ponty al violín, Ian Underwood al saxo, Ruth Underwood a la percusión, Bruce Fowler al trombón, Tom Fowler al bajo, Ralph Humphrey a la batería, George Duke a los teclados y Sal Marquez a la trompeta. Durante los tres meses que estuvieron recorriendo Estados Unidos aprovecharon también para grabar parte del que sería su próximo disco de estudio “Overnite Sensation”. Tras embarcarse en junio y julio en una corta gira australiana, Sal Marquez es “invitado” a dejar la banda por motivos desconocidos, aunque podría ser por haber pedido un aumento de sueldo. Sea como sea, esta impresionante formación, sin Marquez, comienza a mediados de agosto una gira por Europa que duraría casi un mes. Es en este contexto donde se registran las actuaciones que nos ocupan en este artículo. ¿Por qué resultan tan importantes estas grabaciones?. Sencillamente, porque hasta este momento no existía prácticamente ningún disco oficial que recogiera material de esta formación en directo. El disco en estudio “Overnite Sensation” no nos muestra en su plenitud a esta banda, ya que es un álbum con temas más o menos cortos, vocales y con cierto aire “comercial”, mientras que sus actuaciones en directo estaban repletas de largos pasajes instrumentales, con formidables solos. Además, Ponty sólo estuvo con Zappa, en este periodo, durante 8 meses y es en directo donde demuestra realmente lo que hacía en esta banda. Podríamos hacernos una idea del sonido de esta formación a través del pirata oficializado en la serie “Beat the Boots”, “Piquantique” o en bootlegs como “The Mothers Down Under” (con Sal Marquez en la formación) o “Dupree’s Paradise 1973”, pero poco más (hay un pequeño extracto de “Farther O’Blivion” en el volumen sexto de la serie “You Can’t Do That on Stage Anymore”, pero está mal fechado y no es muy relevante). Con este doble Cd, por fin se hace justicia a esta banda en concreto.

Las tomas están sacadas de grabaciones hechas en dos y cuatro pistas de los dos conciertos que Zappa celebró el 23 de agosto de 1973 en el Finlandia Hall de Helsinki, y en un tercero el día siguiente en el mismo sitio. Eligiendo las partes de cada show con mejor sonido, los técnicos han creado en un doble Cd un concierto completo a partir de las tres actuaciones.

El primer Cd se abre con “Introcious” (5’18), donde Frank presenta a su banda, haciendo cada miembro una pequeña demostración. Es curioso escuchar como aquí Ian Underwood sólo toca el clarinete bajo y algo de sintetizador, cuando a lo largo de la actuación a mí me parece escuchar algo de flauta y saxo, pero puedo estar confundido. Después Zappa presenta las siguientes 8 piezas, más o menos cortas, que forman un bloque compacto impresionante.  Comienza con un extracto de “Eric Dolphy Memorial Barbecue” (1’08), unida a “Kung Fu” (1’11), que puede sonaros del disco de archivo “The Lost Episodes”(1996), y una versión temprana de “Penguin in Bondage” (4’07), diferente a la que aparece en “Roxy and Elsewhere” (1974), con un precioso piano eléctrico y arreglos para violín. Mientras estas partes han sido tomadas del tercer show que Zappa ofreció, las siguientes pertenecen al primero.  Los aires contemporáneos regresan con “Exercise #4” (1’58), que sonaba en el corte “The Uncle Meat Variations” del álbum “Uncle Meat” (1969), al que originalmente también pertenecían los siguientes temas, “Dog Breath” (1’36), “The Dog Breath Variations” (1’30) y “Uncle Meat” (2’27), melodías muy conocidas de los amantes de la música de Zappa, con mucho protagonismo, en esta ocasión, del violín y las percusiones. Para terminar el bloque, una excelente toma de “RDNZL” (6’17), muy diferente a la versión que muchos recordareis de “Studio Tan” (1978), grabada en formación de quinteto a finales de 1974. La sección rítmica es brutal, y sobre ella se desarrollan un solo de guitarra y otro de piano eléctrico realmente sobresalientes.

Volvemos al tercer show con la formidable “Montana” (7’03), única pieza de “Overnite Sensation” (1973) del directo, con Zappa en estado de gracia, seguida de un largo preludio de teclado, “Your Teeth and Your Shoulders and Sometimes Your Foot Goes Like…/Pojama Prelude (10’14), donde George Duke nos demuestra porqué Zappa decía que hacía falta dos teclistas normales para sustituirlo. Su manejo del piano, tanto eléctrico como acústico, del órgano y de los sintetizadores era magistral. Al final escuchamos la letra de “Pojama People” sobre una base de blues y jazz muy diferente a la versión de “One Size Fits All” (1975). El preludio da paso a “Dupree’s Paradise” (15’55), una obra maestra, una de las grandes piezas del Maestro, creada para esta formación (mientras aún estaba Sal Marquez en ella), y que por fin puede escucharse con calidad. Muchos recordaréis la larga versión grabada en los conciertos de Helsinki de 1974 y publicada en el segundo volumen de la serie “You Can’t Do That On Stage Anymore” (1988), pero es aquí donde podemos escucharla con los increíbles solos de violín, trombón y guitarra, y con un Ralph Humphrey que parece querer demostrarnos lo gran batería que era, aunque siempre haya quedado en un segundo plano comparado con gente como Aynsley Dunbar o Chester Thompson. Una auténtica joya que da paso a “All Skate/Dun-Dun-Dun” (14’10) subtitulada irónicamente “The Finnish Hit Single” y grabada en el primer show del día 23. Estamos ante una especie de improvisación colectiva, con partes muy experimentales, efectos sonoros del sintetizador, percusiones, toques de clarinete bajo, e interludios muy divertidos de blues y rock clásico. Además, Zappa invita al público a corear “Dun-Dun-Dun” intentando imitar a la misteriosa música que aparece en las películas de serie B cuando aparece el monstruo.

El segundo Cd se abre tres piezas muy conocidas, que muchos recordaréis de “Roxy and Elsewhere” (1974). Están grabadas durante el tercer show, y son “Village of the Sun” (5’40), “Echidna’s Arf (Of You) (4’22) y “Don’t You Ever Wash That Thing?” (9’56), las dos primeras mucho más lentas que las versiones que conocemos, y la última con bonitos arreglos para violín y buenos solos de Ponty, de Fowler, aplicando un wah wah al trombón, de Duke, al piano eléctrico y de Humphrey. Continuamos con una superviviente del repertorio de 1972, “Big Swifty” (12’58), original del álbum “Waka Jawaka” (1972), y que aquí suena impresionante. El solo de piano eléctrico es genial, el de violín alucinante, pero es que el que hace Zappa con la guitarra, apoyado por una brutal sección rítmica, es algo antológico. ¡Indescriptible!

Sin descanso, llegamos a “Farther O’Blivion” (22’54), otra gran composición que comenzó a ser interpretada en directo por la Petit Wazoo en 1972, apareciendo en el álbum de archivo “Imaginary Diseases” (2006). Los que sólo tengáis los discos que Zappa publicó en vida, recordaréis extractos en piezas como “The Adventures of Greggery Pecchery”, “Be Bop Tango” o el que aparece bajo el mismo título, con poco más de dos minutos de duración, en “Apostrophe” (1974). Más de 20 minutos formidables, grabados tanto del segundo como del tercer show, con solos de violín, trombón, clarinete bajo, batería, fabulosos ritmos y Zappa bromeando con el público. Una de las partes más divertidas es cuando habla sobre lo que se denomina “The Hook” (“El gancho”), haciendo referencia a la parte de una canción que todo el mundo recuerda. Le dice al público que va a mostrarle esa parte pegadiza, y la banda interpreta una de esas frases musicales complejas tan propias del universo Zappa.

Para terminar, el bis que la banda hizo al terminar la primera actuación del día 23, “Brown Shoes Don’t Make It” (7’33), original del álbum “Absolutely Free” (1967), nada fácil de interpretar, pero que ellos clavan a la perfección.

¿Qué más puedo decir?. Siempre comento lo mismo, pero es que me sigue pareciendo increíble que 20 años después de su muerte, y habiendo escuchado este material en discos no oficiales, Zappa consiga sorprenderme aún de esta manera. Otra demostración de que no ha habido, no hay, ni habrá alguien como él. Sencillamente, el Mejor.

Francisco Macias

About Francisco Macias

2 Responses to Frank Zappa: “Road Tapes Venue 2/ Helsinki 1973” (2013)
  1. Genial entrada al último discaso que obtuve del Maestro. Me quedo con el última párrafo. Zappa no deja de sorprendernos, así huela gracioso.

  2. Gracias Boris. Realmente es un directo impresionante.


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos