En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z


La carrera de la banda alemana Missus Beastly estuvo plagada de altibajos durante los 10 años que duró. Aún así publico cuatro discos de estudio y dejó grabado material en directo de gran calidad que después ha sido recuperado en discos de archivo. El baterista Lutz Oldemeier, el guitarrista y vocalista Atzen Wehmeyer, el bajista y vocalista Petja Hofman y el teclista Wolfgang Nickel formaron la banda en 1968. Tras llamarse Psychotic Reaction y Reaction, tomaron el nombre de una muñeca negra que vieron en  un programa de televisión como nombre definitivo del grupo. A principios de 1970, el cuarteto graba y publica su primer disco homónimo en el pequeño sello de corta vida CMP, en una edición de 1000 copias.

En este álbum nos encontramos mucho blues psicodélico, rock y elementos propios del jazz. Se abría con “XOX” (1’24), pieza introductoria que sobre un fondo psicodélico ofrecía un texto curioso de Urban Gwerder narrado al revés que decía: “Hace 2000 años vivía un grupo de hombres con collares, sandalias y pelo largo. La gente los llamaba Cristianos y los arrojaban a los leones. Hoy también hay hombres con collares, sandalias y pelo largo. La gente los llama hippies y los arrojan a los Cristianos”. Tras esta declaración de principios llega “Uncle Sam” (5’37), compuesta en el mismo estudio de grabación por Hofman, y que es un blues con una corta parte vocal, un fantástico solo de guitarra, acompañado por otro de órgano, y una sección rítmica psicodélica. Le sigue “Shame on You” (8’55), otro blues, en esta ocasión de Wehmeyer, con una primera parte acústica, donde Hansi Fischer, de la banda Xhol Caravan, toca la flauta como invitado, y una segunda totalmente instrumental, tranquila, con partes muy elegantes de órgano y guitarra y aires jazzísticos. La primera cara del vinilo original se cerraba con “Decision” (2’54), un potente tema de blues rock, también escrito en el estudio por Hofman, con bonitos solos de órgano y guitarra.

La segunda cara comenzaba con “Chinese Love Song” (0’59), una paranoia hablada que daba paso a “Mean Woman” (7’55), un blues bastante clásico de Wehmeyer, con una larga parte instrumental. Para cerrar el disco, la banda eligió una larga pieza instrumental compuesta por el bateristaLutz Oldemeier, titulada “Aphrodisiakum” (8’56). A Oldemeier le encantaba el jazz, algo que se verá claramente en los discos posteriores de la banda, y que aquí se vislumbra en la estructura del tema, en la sección rítmica, y en los largos solos de guitarra y órgano.

Curiosamente, este disco fue pirateado poco después por un oscuro sello, OPP, que en ese mismo año lo publicó sin permiso bajo el nombre de “Nara Ast Incense” tanto en vinilo como en cassette. Tiene que ser de las pocas veces que un disco de estas características sea pirateado tan pronto, y que además sea reeditado en Cd con el mismo nombre a mediados de los ’90 por otro sello pirata, Germanofon, única versión que se podía conseguir hasta su edición oficial en cd por parte de Garden of Delights. Tras la publicación de su álbum debut, Missus Beastly sufrió varios cambios de formación, hasta que a finales de 1971 se separaron.

La nueva etapa de la banda comienza con el encuentro del flautista Friedemann Josch y el fantástico teclista Dieter Miekautsch ( Missing Link, Embryo) en Estambul. Juntos viajaron a Herford y convencieron a Oldemeier para que reformara el grupo, reclutando al saxofonista y flautista Jürgen Benz y al bajista Norbert Dömling (Blues Campaign), que en esos momentos tocaban en algunos clubs con Oldemeier. De esta manera, la nueva alineación comienza a funcionar de nuevo como Missus Beastly a finales de 1973. Su nuevo estilo es muy diferente al que conocíamos. Desaparecen las influencias del blues y la psicodelia, siendo sustituidos por un jazz rock directo, de tradición europea, con grooves muy marcados e hipnóticos, pero sin llegar al funk. La combinación de los dos saxos, las flautas, el protagonismo del bajo o la utilización del piano eléctrico en la potente sección rítmica, son algunos de los elementos que caracterizan esta nueva formación, que en algunos momentos puede recordarnos a Soft Machine, aunque en general el sonido de este quinteto es bastante personal.

El 25 de enero y el 18 de febrero de 1974 la banda es invitada a los estudio de la SWF en Baden Baden para grabar varios temas para su emisión en la radio. Estas sesiones servirían como entrenamiento para la grabación de su siguiente trabajo, y han sido publicadas recientemente por el sello Long Hair en el cd titulado “SWF-Session 1974” del que hablaremos más tarde.

Poco después Dieter Dierks lleva a la banda a sus estudios en Stommein y allí, prácticamente en directo y sin demasiados artificios, graban su segundo álbum, titulado igual que el primero, “Missus Beastly”, que sería publicado por el sello Nova en 1974. No fue una buena idea titular este nuevo trabajo con el mismo nombre que el anterior, ya que eso ha generado confusión desde el principio, por lo que mucha gente se refiere a este nuevo disco como “el del gorila”, debido a su llamativa portada, con la que el grupo no estaba conforme.

El disco se abre con “Julia” (3’54), con una excelente melodía de vientos, muy pegadiza, y un estupendo solo de piano que ocupa casi toda la pieza. Le sigue “20th Century Break” (5’02), cuya melodía también es difícil de olvidar, interpretada con los saxos sobre una inquieta base rítmica, y aderezada con dos buenos solos de saxo alto y piano eléctrico. Continuamos con “Geisha” (5’23), una maravilla con un ritmó hipnótico y un groove alucinante, con el piano eléctrico como parte de la sección rítmica. La flauta y el bajo resaltan  sobre todo lo demás. De forma misteriosa comienza“Vacuum Cleaner dance” (5’17), cuya cadencia nos atrapa gracias al teclado, el bajo y la flauta. Me encantan los dos solos de flauta y saxo alto.

Otra de las características del nuevo sonido de Missus Beastly eran los juegos entre los dos saxos, y lo comprobamos en el tema que abría la segunda cara del disco original, “Paranoidl” (4’20), con una primera parte donde se mezcla el saxo alto y el soprano, y una segunda, con un ritmo de bajo muy marcado, sobre el que se desarrolla un precioso solo de saxo soprano, con apoyo del piano eléctrico. Le sigue “Fly Away” (7’46), con aires más improvisados, detalles de sintetizador, un buen solo de saxo alto y un ritmo muy elegante con mucho piano eléctrico. Para terminar, “Talle” (5’40), de una belleza y elegancia sobresalientes. Norbert Dömling coge la guitarra acústica para regalarnos una pieza donde destaca el pasaje de flauta y piano y el solo de saxo alto sobre una base llena de vida.

La edición en Cd que el sello Garden of Delights publicó en 2005 incluía cuatro tema extra. Tres de ellos están grabados en directo en Minden, Zur Grille, el 13 de abril de 1974 en formación de cuarteto, sin el teclista Dieter Miekautsch, por lo que el sonido es más crudo, notándose su ausencia sobretodo en “Paranoidl” (3’43). Las otras dos piezas son “Free Clinic” (6’42), con una melodía maravillosa y una primera parte más dispersa, improvisada, con la sección rítmica extremadamente potente y los dos saxos jugando sobre ella, y “Voodo Dance” (6’13), con unos preciosos aires étnicos. El cuarto tema extra, “Vloflutho” (5’00), es una improvisación de dos flautas interpretada en directo en el Open Air Concert Vlotho-Wintenberg”, en 1975, con una formación diferente.

Tras la publicación del disco, y como hemos anotado antes, Dieter Miekautsch deja la banda para unirse de nuevo a Embryo, y tras un tiempo tocando en formación de cuarteto, se unió al grupo el guitarrista Eddy Marron, que había tocado con Vita Nova y Dzyan. Con esta formación Missus Beastlytocaría el 2 de septiembre de 1974 en el Post Aula de Bremen, frente a 300 personas, para que Radio Bremen lo grabara profesionalmente y lo emitiese unos meses después. Esta fantástica actuación fue publicada por el sello Garden of Delights en 2006, y de ella hablaremos más tarde. Poco después, el baterista Lutz Oldemeier, único miembro original del grupo, es sustituido por  Butze Fischer, y Eddy Marron por el teclista Burkard Schmidl, siendo esta nueva formación la que participaría en el Open Air Concert Vlotho-Wintenberg”, en 1975, donde se grabó el último tema extra de la edición de Garden of Delights de su 2º trabajo, y la que grabaría su siguiente álbum “Dr. Aftershave and the Mixed-Pickels”.

Las sesiones de grabación tuvieron lugar a principios de 1976, y en ellas participaron varios colaboradores como Christian Buchard, Roman Bunka yMaria Archer de la banda Embryo,  el saxofonista Wolli Fümmer o el percusionista Raimund “Ömmes” Fuhrig.

El disco comienza con “Miles All Along the Watchtower” (6’05), y en los primeros segundos descubrimos en el sonido de la banda una mayor influencia del funk, propia de la fusión de mediados de los ’70, con un potente bajo, buenas melodías de saxo, percusiones a lo Embryo, tocadas porRaimond Fuhrig , Roman Bunka a la guitarra  y un bonito solo de piano eléctrico. Le sigue una elegante balada, “High Life” (4’41), compuesta porSchmidl, que firma buena parte de las piezas del disco, con los teclados como protagonistas, y Maria Archer prestando su voz. Con aires de jam sessión comienza “Morning Sun” (6’45), con buenos solos de saxo, guitarra, teclado y vibráfono (a  cargo del líder de Embryo, Christian Buchard), y un bonito final de saxo y teclado. El ambiente se vuelve más denso con “Guru For Sale” (5’15), con influencias de Mahavishnu Orchestra, con un bajo profundo, misteriosos detalles de piano eléctrico y percusión, y una imaginativa batería, creando una base sobre las que pasea el saxo libremente durante varios minutos, hasta que es interrumpido por un solo de bajo y otro de guitarra.

Los aires mediterráneos llegan con “La Plague de Patscha Menga” (5’19), con una solida base rítmica creada por el bajo, la batería y el piano eléctrico, y la flauta como protagonista. Las percusiones y el bajo toman el control  después, y escuchamos un buen solo de piano eléctrico y una melodía misteriosa interpretada con el saxo y la voz de Maria Archer tatareando. El funk vuelve con “Nothing Again” (10’02), tema repleto de cambios de ritmo, con texturas variadas y muchos detalles. Bonitos solos de guitarra acústica, de saxo,  de bajo ( sobre una hipnótica base de percusiones y piano eléctrico maravillosa), efectos electrónicos,….toda una joya de la fusión de la época. Continuamos con “Patscha Menga Underground” (3’40), con los saxos y las flautas jugueteando entre coloridas percusiones, y un final más jazzístico con piano. Y para terminar, “For Evi” (2’58), una bonita pieza para piano y bajo.

La edición en Cd publicada por el sello Garden of Delights en 2011 incluye dos temas extra, ambos compuestos por Burkard Schmidl. El primero es“Slow One” (6’55), grabado en directo en el festival de Vlotho en 1976, en la misma onda jazz-rockera, con sendos solos de piano eléctrico y saxo soprano, y la segunda es “For Flü” (7’28), grabada también en directo en el festival de Vlotho, pero en 1977, con mucho sintetizador y flauta. Aquí podemos escuchar una formación de transición que no llegó a grabar ningún disco, con Friedemann Josch (flauta y saxo), Burkard Schmidl (teclados), Matz Steinke (bajo) y Freddy Setz (batería).

Este álbum fue publicado en 1976 por el sello que la banda había creado poco antes debido a su enfado con Dieter Dierks y la discográfica Nova al haber utilizado para su segundo disco la portada del gorila. De esta manera se creó April, que después se convertiría en Schneeball. El problema radicaba en que Missus Beastly seguía vinculada por contrato a Dierks, así que cuando publicaron el disco utilizaron como nombre de la banda “Dr. Aftershave and the Mixed-Pickles”, añadiendo en una esquina la frase “For Missus Beastly”, como si de una dedicatoria se tratara.

En los siguientes meses, la bandas sufrió varios cambios personal, siendo el más importante la marcha del bajista Norbert Dömling y del saxofonista y flautista Jürgen Benz. Al final, en 1978, cuando la banda entró en el estudio para grabar el que sería su último disco, “Space Guerrilla”, estaba formada por Friedemann Josch (saxo y flauta), Burkard Schmidl (teclados, percusión, voz), Locko Richter (bajo, violín) y Jan Zelinka (batería).

En su nuevo trabajo, Missus Beastly sigue haciendo jazz rock instrumental, con un menor peso del saxo, que practicamente no se utiliza para hacer solos, y un mayor dominio de la flauta. El bajo sigue teniendo un peso considerable, pero no tiene la profundidad que en los discos anteriores, y algunos sonidos de teclados son algo artificiales, algo que pasaba mucho en la fusión de finales de los ’70. De todas formas, aunque el sonido de la banda cada vez es menos original, este último disco es un buen álbum, con excelentes composiciones y momentos brillantes. Se abre con la pieza que le da nombre, “Space Guerrilla” (10’48), muy funky, con muchos cambios de ritmo, una parte central más psicodélica, algo misteriosa, y la flauta y los teclados como protagonistas. Un fantástico tema que da paso a “Guitar For Sale” (7’57), cuyo ambiente inicial nos recuerda a Soft Machine oNucleus, creando una base cálida y muy atractiva sobre la que se desarrolla un largo solo de sintetizador, arropado por alguna figura de flauta, y una sección rítmica rica e imaginativa. Tras un bonito final de piano acústico pasamos al tercer corte, “Rahsaan Roland Kirk” (2’50), dedicado al saxofonista y flautista norteamericano del mismo nombre, y que consiste en varias capas de flauta superpuestas, con un pegadizo groove. El funk regresa con “Fuzzy, Don’t Go to the Disco” (3’21), con un bajo muy marcado y donde destaca el sólo de violín que interpreta el mismo bajista, Locko Richter. Otra pieza propia de la fusión de la época, no tan interesante, es “Hoffmannstropfen” (6’04), muy rítmica, pero con una saxo y un teclado demasiado “ligero” para mi gusto, siendo lo mejor el solo de flauta. Le sigue “Cose Dola” (5’17), también muy blandita, pero el disco vuelve a mejorar con “For Flü” (6’57), de la que ya pudimos escuchar una versión grabada en directo en 1977 como tema extra de su anterior disco. Consiste en una especie de duelo entre los teclados y la flauta, que es mucho mejor cuando utilizan piano que cuando usan sintetizador, y que se desarrolla sobre ritmos cambiantes. Para terminar, “King Garlic” (6’40), un tema que al principio suena algo manido, con un piano acústico que desarrolla una melodía sobre una base lenta, algo hipnótica, pero que después adquiere interés cuando el ritmo de bajo y la atmósfera espacial creada por los teclados nos traen a la memoria a los Gong de Daevid Allen. En definitiva, un digno punto y final a la carrera de Missus Beastly, que debería haber sido reeditado en vinilo y en cd con temas extra por el sello Garden of Delights, tal y como ellos mismos anunciaron hace años, pero que por motivos desconocidos no ha llegado a ver la luz.

Pero afortunadamente, gracias al trabajo de sellos alemanes como los citados Long Hair o Garden of Delights, el artículo no termina aquí. Se han publicado dos Cds con grabaciones de archivo realmente buenas. El primero fue editado en 2006 por Garden of Delights bajo el título “Bremen 1974”, que como ya hemos comentado anteriormente recogía la actuación de la banda el 2 de septiembre de 1974 en el Post Aula de Bremen. Con el recién llegado Eddy Marron a la guitarra, Jurgen Benz al saxo alto y la flauta, Friedemann Josch al saxo soprano y la flauta, Norbert Dömling al bajo y Lutz Oldemeier a la batería, la banda ofreció un concierto repleto de improvisaciones y jazz rock de largos desarrollos, siendo este un Cd que nos muestra una faceta distinta de Missus Beastly.

Comienza con “Free Clinic” (27’31), tema de Dömling que ya conocíamos, en una versión mucho más corta, de los temas extra de la reedición en cd de su segundo álbum “Missus Beastly”. Un viaje apasionante, con muchos ritmos y partes diferentes, aires tribales, ambientes espaciales, fantásticos solos de flauta, guitarra, saxos, y sobretodo mucha libertad, mucho espacio y cantidades ingentes de imaginación. Uno de los mejores momentos de la discografía de la banda. Le sigue otra pieza del bajista Norbert Dömling, desconocida hasta el momento, “Green Girl” (9’12), que se basa en un ritmo constante que se va formando poco a poco, sobre el que los dos saxos crean una melodía pegadiza, siempre con la presencia de ruidos y efectos hechos con la guitarra, la voz, las percusiones,etc…, y donde destaca el bonito solo de saxo soprano. Para terminar, “Steel’s Electric” (9’40), una composición que Eddy Marron había hecho para su anterior banda, Dzyan, y en la que es bastante difícil encontrar una melodía principal definida, ya que se basa en la creación de atmósferas con la guitarra, las percusiones, la flauta,etc….Un final bastante “free” para un formidable Cd en directo que en su momento no hizo más que aumentar mi admiración por la banda.

El segundo Cd de archivo de la discografía de Missus Beastly fue publicado por Long Hair en 2012, bajo el título de “SWF-Session 1974”, que como también apuntamos anteriormente recoge los temas que el grupó registró el 25 de enero y el 18 de febrero de 1974 en los estudio de la SWF en Baden Baden. Hacía pocos meses que la banda se había reformado y ya tenían preparado la mayor parte del material que se utilizaría para la grabación de su segundo disco, así que estas sesiones les sirvieron como entrenamiento. De hecho, el repertorio consiste en versiones tempranas, muy parecidas en general, de las que poco después se grabarían para su álbum “Missus Beastly” de 1974. Así nos encontramos piezas como “Fly Away” (7’21), “Paranoidl”, que aparece bajo el nombre de “Simsalabim” (4’05),  “Talle” (4’45),  “Geisha” (5’15), “Julia” (3’27) o “Vacuum Cleaners Dance”, escondida tras el nombre de “Dauerwurst” (5’15). En el Cd encontramos también una versión de “Free Clinic” (4’02), muy diferente a las otras dos que conocemos, sin la melodía a la que solemos asociar el título, pero igual de buena, con un ambiente a lo Soft Machinemaravilloso, con mucho saxo y piano eléctrico; “Einmal Ist Keinmal” (3’45), un tema de Jurgen Benz muy funky y pegadizo, y tres composiciones del teclista Dieter Miekautsch, una solo para piano acústico, muy bonita, titulada “Song for Ann” (3’14), otra interpretada con piano eléctrico y acústico,“Space in the Place” (2’06) y la que cierra el disco, “Serenade to a Soul Sister” (3’41), un temazo con un ritmo fantástico de piano, bajo y batería, sobre el que se desarrollan solos de piano, flauta y saxo alto. Una extraordinaria manera de terminar un disco, y de finalizar este artículo, dedicado a una de las grandes bandas alemanas de los años ’70.

Francisco Macías

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos