En nuestro blog podrás encontrar reseñas, críticas, noticias, recomendaciones, informes, reflexiones...

Entradas de la A a la Z

Tras la primera disolución de la banda danesa Burning Red Ivanhoe ( una de las mejores de la época) en 1972, el saxofonista Karsten Vogel decide formar un nuevo grupo para hacer música totalmente instrumental más influenciada por el jazz. Para ello recluta al guitarrista de Hurdy Gurdy, Claus Bohling y al teclista Kenneth Knudssen, que hasta el momento nunca había tocado un teclado eléctrico y que después grabaría con la banda Coronarias Dans. A estos tres magníficos músicos se les unen el baterista de Burning Red Ivanhoe, Bob Thrige Andersen y el bajista Mats Vinding. El nombre “Secret Oyster” está sacado de un tema de Burning red Ivanhoe titulado “Secret Oyster Service”.Pronto firman un contrato con CBS y en 1973 publican su primer disco homónimo, que en algunos lugares salió bajo el nombre de “Furtive Pearl”.

El álbum comienza de forma contundente con el tema de Vogel, “Damexpressen” (4’27), donde la combinación del piano eléctrico y el saxo, acompañados por una dinámica sección rímica y la guitarra, crea el sonido propio de la banda, lleno de fuerza y creatividad. ¡No se puede empezar mejor un disco!.

Seguimos con “Fire and Water” (5’37), también compuesto por Vogel, pero dominado por la guitarra de Bohling, que construye un gran tema, con el piano eléctrico apoyando al bajo y la batería, y el órgano y el saxo reforzando a la guitarra en las partes álgidas.
Vogel también es el responsable de “Vive La Quelle?” (8’52), un corte perfecto para ser interpretado en directo, ya que consiste en un riff inicial de órgano y guitarra, que se interrumpe pronto para dar paso a un solo de batería, con apoyo de la guitarra, al que le sigue un solo de piano eléctrico y otro de guitarra, en una especie de “Tour De Force” muy propio de las actuaciones en vivo, para volver, al final, al riff inicial.
Para el cuarto tema del disco, “Blazing Lace” (4’45), Claus Bohling crea uno de los riffs más pegadizos del disco. Esta base de saxo y guitarra nos acompaña durante todo el corte, con una fantástica sección rítmica, primero más pausada, con el saxo como solista haciendo unas figuras magníficas, y después más acelerada, con el piano eléctrico como apoyo, y la guitarra tomando el relevo del saxo. Una pieza buenísima, cuyo único defecto es un final en “Fade-Out” demasiado largo.
Los dos siguientes temas están compuestos por Knudse. El primero, “Public Oyster” (10’51), es una larga y fantástica improvisación donde se suceden los solos de piano eléctrico, guitarra, saxo…¡Magnífico!. El segundo es “Mis(s) Fortune” (1’32), una bonita pieza de piano eléctrico y bajo.
Y para terminar, otra composición de Vogel, “Ova-x” (5’03), con el saxo como protagonista, y que tiene un ambiente oscuro, misterioso, que por momentos me recuerda a Soft Machine.
La edición en CD de Laser’s Edge de este primer trabajo de Secret Oyster incluye dos bonus tracks. El primero es una versión alargada de “Damexpressen” (7’25), grabada en directo el 26 de noviembre de 1973 en Copenhage, menos contundente que la original, pero con unos solos fantásticos. Aquí es Bo Stief quien toca el bajo.
El segundo es “Orlaver” (2’16), grabada a principios de 1973 por Keneth Knudsen, Claus Bohling y el batería Ole Streenberg para un disco titulado “Christiania”, en el que varios artistas apoyaban al barrio libre del mismo nombre, formado en 1970 en Copenhage, cuya convivencia se basaba ( y todavia lo hace, si no me equivoco) en la vida comunal y la libertad.
En definitiva, un gran disco de jazz rock que logró vender bastante, tanto en Dinamarca, como en otros lugares de Europa. Esta buena acogida por parte del público y la prensa especializada hace que CBS dote con más medios a la banda a la hora de grabar su segundo trabajo. Secret Oyster entra en los estudios Rosenberg ( considerado como uno de los mejores de Dinamarca) , en julio de 1974. Mats Vinding, ocupado con otros proyectos, es sustituido por el bajista de Burnin Red Ivanhoe, Jess Staehr. Por otro lado, Bo Thrige Andersen, debido a sus problemas con las drogas, deja su puesto al baterista de Coronarias Dans, Ole Streenberg. La nueva formación graba en cuatro dias su mejor trabajo, “Sea Son”, siendo publicado en otoño de 1974.


Un potente bajo abre el disco. Es “Oysterjungle” (3’01), una pieza corta, pero que nos muestra la enorme madurez del grupo. La aparición del moog y los arreglos de cuerda, compuestos y dirigidos por Palle Mikkelburg, nos traslada a un sonido más cercano a la fusión de la segunda mitad de los ’70. Le sigue otro tema compuesto por Karsten Vogel, “Mind Movie” (9’16), que es, para mí, la mejor pieza del disco y de la banda. Es difícil explicar la belleza y la energía que desprende. Basado en un ritmo de piano constante, el tema se va desarrollando poco a poco, con todos los miembros de la banda en absoluto estado de gracia, sobretodo Claus Bohling, cuya guitarra llega a niveles increibles en el climax del tema. ¡Obra maestra!.
Continuamos con “Pajamamafia” (6’12), que originalmente se concibió como dos piezas independientes, una compuesta por Bohling y otra por Knudsen ( ambas aparecen completas como bonus tracks). La primera parte consiste en una bonita melodia de guitarra y piano, y en la segunda entra la sección rítmica, en plan “fusionero”, con el saxo y el piano eléctrico como protagonistas.La percusión adicional corre a cargo de Kasper Winding, y la trompeta es responsabilidad de Palle Mikkelburg. ¡Buenísimo!

Le sigue “Black Mist” (3’41), un tema más rockero, basado en un riff de Bohling, bien acompañado por el bajo, y donde podemos escuchar buenos solos de moog y saxo, aderezados con algunos toques espaciales.
Una preciosa introducción del cuarteto de cuerda nos adentra en la composición de Knudsen, “Painforest” (5’32). Casi sin darnos cuenta, el piano y el saxo comienzan a fabricar una melodia, con las cuerdas jugando sobre ella. Entra la sección rítmica, y sobre esa misma melodia la guitarra toma el protagonismo. ¡Genial!
Y como colofón, un temazo de Karsten Vogel, “Paella” (8’27), que consiste en un ritmo constante, algo misterioso, sobre el que todos los instrumentos van aportando sus ideas, entrando y saliendo constantemente, en una demostración de inventiva e imaginación sobresaliente.
Laser’s Edge ha incluido tres bonus tracks en el CD. El primero es “Sea Son” (5’25), de Claus Bohling.El primer minuto y medio se corresponde con la primera parte de “Pajamamafia”. Después podemos escuchar una parte más rockera, con un ritmazo de bajo, y un posterior duelo entre la guitarra y el moog realmente fantástico. De lo mejor del CD. El segundo bonus es “Alfresco Part 1” (5’39) de K. Knudsen, que se corresponde con la segunda parte de “Pajamamafia”, y el tercero, “Alfresco Part 2” (2’07), tema tranquilo con saxo, piano y bajo,que termina con un potente riff de guitarra. Hubiera preferido que en el LP original se hubieran incluido estos temas en lugar de reducirlos y unirlos en “Pajamamafia”.
Así termina la reedición de este álbum, una verdadera delicia que combina a la perfección el rock y el jazz. Como bien dice Karsten Vogel en el libreto, se nota que él mismo y Claus Bohling componian los temas basándose mucho en la fuerza del bajista Jess Staehr, mas cercano a la esfera rock, y que Kenneth Knudsen se fijaba más a la hora de componer en la versatilidad del baterista Ole Streenberg, más próximo al mundo del jazz.
Tras el éxito de sus dos primeros discos y durante una gira en la que realizaron más de 100 conciertos en 1975, la banda es reclamada por el bailarín y coreógrafo Fleming Flindt para componer e interpretar la música para un ballet basado en los poemas eróticos de Jens August Schade. De esta colaboración surge el tercer disco del grupo, “Vidunderlige Kaelling” ( también conocido como “Astarte”). La formación es la misma que en “Sea Son”, aunque la música es algo diferente. Lo primero que llama la atención es la portada del álbum, con una fotografia de Vivi Flindt ( esposa de Fleming Flindt y una de las estrellas de su ballet) desnuda, tal y como bailaba en algunos momentos durante la obra. Dependiendo del gusto de cada uno, puede ser una portada provocativa o patética.


El disco se abre con “Intro” (2’10), una bonita melodia de teclado que da paso a “Stjernerne Pa Gaden” (5’41), uno de los temas más emotivos compuestos por Secret Oyster. Una pieza lenta, con la guitarra y los teclados interactuando de una forma magistral, dotándola de un ambiente onírico, lleno de belleza. El saxo también tiene un papel importante. ¡Buenísima!

Seguimos con “Sirenerne” (5’03), que nos ofrece una bonita primera parte de saxo y teclado, una segunda más rítmica, más funky, con el saxo y la guitarra como solistas, y una magnífica percusión tocada por Kasper Winding. Sin pausa nos llegan ecos de Mahavishnu Orchestra. Es el principio de “Astarte” (6’28), una de las joyas del disco. Con cierto aire oriental ( en parte por la utilización del sitar, interpretado por Claus Bohling), y con todos lo músicos a un nivel altísimo, la banda consigue un tema hipnótico, muy especial y realmente genial. Tras esta brutalidad llega “Solitude” (4’07), una preciosa pieza para piano. Le sigue “Tango-Bourgoisie” (2’47), un tango algo peculiar que cuenta con Palle Mikkelborg como invitado tocando la trompeta y el sintetizador. Continuamos con “Belleuve” (3’20), un tema funky donde destacan los detalles de guitarra acústica. Kasper Winding vuelve a ser el encargado de la percusión adicional. “Valse Du Soir” (1’55) es una bonita pieza, con aires galos. El teclado imita al acordeón y la mandolina está interpretada por Karl Jensen.
El disco finaliza con “Outro” (5’06), que recupera la melodia inicial, y sobre ella se van desarrollando diferentes solos. Magnífico el duelo guitarra-moog.
El CD contiene tres bonus tracks. El primero es “Sleep Music”, una pieza lenta preciosa, con el saxo como protagonista. El segundo, “Circus Sax” (4’42) es el único tema del CD que no fue incluido en el ballet, y que en realidad es un solo de saxo de Karsten Vogel sin ningún acompañamiento. El tercero es “Intro to Act II” (0’50), y es sencillamente eso, una introducción con la misma melodia inicial, pero algo más paranoica.
Para resumir, un disco maravilloso en el que los teclados tienen mucho peso ( Kenneth Knudsen es el principal compositor, aunque en los créditos no se especifica), y donde los solos están algo más contenidos, ya que es música para ser representada.
El proceso de creación de esta obra no sólo coincidio con la gira que el grupo realizó en 1975, sino también con la composición y grabación de los temas que, posteriormente, formarían parte del cuarto disco de la banda, “Straight To The Krakenhaus”. Publicado en 1976, es para mucha gente el mejor trabajo de la banda. A mí, personalmente, me gusta más “Sea Son”, pero este es, sin duda, un gran disco también.
Comienza con “Lindance” (1’14), una potente introducción de teclado y batería que nos lleva hasta “Straight To The Krakenhaus” (2’49), con un estilo cercano a la fusión de la segunda mitad de los ’70 similar a Weather Report o Return To Forever, donde destaca las partes de guitarra de Claus Bohling. Al igual que estos dos cortes, K. Vogel también compone “My Second Hand Rose” (4’17), un precioso tema lento con el distintivo saxo de Vogel como protagonista. “High Luminant Silver Patters” (5’37) está compuesto por K. Knudsen y es una pieza fantástica. La sección rítmica me encanta y tanto los teclados como la guitarra son geniales. Otra maravilla es la composición de Vogel, “Deliveaux” (7’57). El ambiente creado por los teclados es muy relajante, el moog crea bonitas figuras mientras que la guitarra pasea libremente por este bello paisaje sonoro, que alcanza su punto álgido con la entrada del saxo. ¡Todos impresionantes!. Uno de los grandes temas de su carrera.
“Stalled Angel” (3’57), compuesta por K. Knudsen, abría originalmente la segunda cara del disco, y es una pieza bastante funky, con un bajo muy marcado y el teclado como instrumento solista. Pura fusión, que incluye momentos de guitarra al más puro estilo Secret Oyster. Sin solución de continuidad nos encontramos con “Rubber Star” (4’17), también de K: Knudsen, con una misteriosa base de guitarra y una bonita melodia de saxo sobre ella. Vogel regresa con otro temazo, “Traffic and Elephants” (6’11). Es una pieza que va “in crescendo”, con una base de teclado continua y un saxo que no deja de sonar nunca. ¡Increible Karsten Vogel!. El último corte es el único compuesto por el guitarrista Claus Bohling, y como no, es fantástico. Se titula “Leda and the Dog” (5’51) y me recuerda mucho a Mahavishnu Orchestra, sobretodo en la base hipnótica de guitarra. Me encanta el teclado solista y como no, el solo de guitarra sobre un ritmo más animado. Podría buscar en un diccionario de sinónimos para no repetirme, pero la mejor forma de decirlo es esta: ¡Una joya!
Como bonus tracks, Laser´s Edge nos ofrece “Alfred” (3’54), un tema con aires funkies, con el saxo y la guitarra como solistas, y “Glassprinssen” (6’24), otro ejemplo de jazz rock de la época en la que Ole Streenberg está genial con la batería y las percusiones.
Por desgracia este gran disco sería el último de la banda. Parece ser que las ventas no fueron excesivas y CBS dejó de apoyarlos.
Después Kasper Winding sustituyó a Ole Streenberg, dotando a la música del grupo un toque más funky. Después este fue sustituido por Jeppe Reipurth. Secret Oyster dio su último concierto en diciembre de 1977, sin Kenneth Knudsen en sus filas.
Y así termina la historia de una de las grandes bandas que dio Dinamarca en los ’70, y cuyos músicos formaron parte de agrupaciones tan importantes como Burning Red Ivanhoe, Coronarias Dans o Days Of Phoenix. Hubo momentos en los que lo que menos importaba era el nombre de la banda, ya que sus alineaciones eran muy similares. ¡Larga vida al progresivo nórdico!

Francisco Macias

About Francisco Macias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Archivos